Valentín Fuster: «Los niños serán claves en la prevención cardiovascular»

El investigador participó en Lugo en el Congreso Gallego-Asturiano de Cardiología

.

lugo / la voz

La educación que recibe un niño entre los tres y los seis años tendrá influencia decisiva en cómo se cuidará cuando sea mayor, según aseguró ayer en Lugo el director del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) en Madrid, Valentín Fuster. Pronunció una conferencia sobre La aterosclerosis como enfermedad siste?mica. Bases científicas, una dolencia que afecta a siete de cada diez personas. Invitado por las sociedades gallega y asturiana de cardiología, que celebran su congreso bianual, Fuster presentó los resultados de seis estudios realizados con tecnologías distintas, en grupos de edades y países diferentes.

El especialista explicó a su auditorio que la enfermedad es cara. «La vida se alarga -dijo- y la tecnología es tan cara que no hay gobierno que la pueda sostener». Según señaló, los actuales medios tecnológicos no solo permiten el diagnóstico de la aterosclerosis, sino que también hacen posible cuantificarla.

El conferenciante destacó la importancia de la prevención, un tema complejo y diferente según se trate de niños, adultos o personas de mayor edad. Planteó la necesidad de diseñar estrategias para implantar la cultura de la prevención en el segmento de 3 a 6 años. Insistió en que los datos prueban que es posible educarlos para que su comportamiento sea diferente al de sus padres y abuelos. Fuster habló de que en España están participando 25.000 niños en un estudio de estas características.

«Los adultos difícilmente cambiamos», señaló. «Estamos viendo en los estudios que el adulto cuando más trabaja en comunidad, mejores resultados obtiene», añadió. Explicó que si a una persona se le plantea bajar de peso o dejar de fumar, solamente el 20 % logra el objetivo pasado un año. «Si lo hace con la familia, la comunidad y en grupo el resultado es más favorable», precisó.

El conferenciante insistió en que los factores de riesgo son claros: presión arterial alta, obesidad, colesterol, diabetes, fumar, la vida sedentaria y una alimentación rica en sal y en azúcar. «Todo lo que he dicho lo sabe el adulto, pero creemos que somos inmortales», manifestó.

Fuster apuntó que el uso de la resonancia magnética permitió descubrir que la aterosclerosis no solo causa accidentes cardiovasculares, sino que lleva aparejados problemas cognitivos. «Cuantos más factores de riesgo más enfermedad desarrollamos y esta afecta a partes del cerebro más pequeñas -apuntó-. La progresión del alzhéimer tiene que ver con problemas vasculares».

El investigador reconoció que los gobiernos tienen interés en las investigaciones realizadas a lo largo de estos años. Fuster, sin embargo, insistió en que han de estar salvaguardadas del ámbito político y los cambios de gobierno. El congreso, que ayer abordó asuntos como los nuevos fármacos, continuará hoy con la presentación del Rexistro Galego de Infarto de Miocardio y con actividades en la calle para promover hábitos saludables.

Presentará a Trump las conclusiones de un año de trabajo como asesor

Valentín Fuster lleva un año como director del programa de salud mundial en Estados Unidos. Está trabajando con un comité de doce personas. Las conclusiones de estos estudios se las presentarán al presidente Donald Trump en breve. El investigador hizo una defensa del trabajo y del talento de los jóvenes y destacó su colaboración en los proyectos que explicó al auditorio lucense. «Tenemos que ser menos críticos con las generaciones que tienen vidas distintas de la nuestra y tenemos que aprender a respetar y a motivarlos. «Gran parte del éxito  es de gente apasionada», afirmó.

Votación
21 votos
Comentarios