Imagen:

El Comité de Bioética propone prohibir la gestación subrogada a nivel internacional

Reclama «dotar de verdadera eficacia legal a la nulidad de esos contratos, de manera que resulte aplicable también a los celebrados en el extranjero, para lo que podría considerarse la posibilidad, entre otras medidas legales, de sancionar a las agencias»


Madrid

El Comité de Bioética de España ha elaborado el documento «Informe sobre los aspectos éticos y jurídicos de la maternidad subrogada» en el que analiza los aspectos éticos y jurídicos de esta práctica, y en el que propone promover a nivel internacional un marco común regulatorio que prohíba la celebración de contratos de gestación «en garantía de la dignidad de la mujer y del niño».

También reclama «dotar de verdadera eficacia legal a la nulidad de esos contratos, de manera que resulte aplicable también a los celebrados en el extranjero, para lo que podría considerarse la posibilidad, entre otras medidas legales, de sancionar a las agencias que se dedicaran a esta actividad».

En todo caso, pide asegurar «una transición segura» que evite que queden desprotegidos los niños resultantes de los procesos de maternidad subrogada internacional en los que pueden estar inmersos actualmente varios españoles. Para ello, considera que puede garantizarse que su filiación en el extranjero se realice conforme a la doctrina establecida por el Tribunal Supremo.

El informe, elaborado a iniciativa del propio Comité, se ha llevado a cabo «dada la preocupación que suscitaba a sus miembros el debate presente en la opinión pública y en algunas instituciones sobre la conveniencia de regular o, al menos, dotar de legalidad, a los contratos de maternidad subrogada».

En cualquier caso, el Comité de Bioética precisa que, en atención a su naturaleza y funciones, no le corresponde traducir su parecer en una concreta propuesta de reforma legal aunque ofrece algunos criterios que orienten aquélla, como el citado marco regulatorio común a nivel internacional.

«Hay que ir a una prohibición universal» 

La presidenta del Comité de Bioética de España, Teresa López, ha defendido que hay que ir hacia una prohibición universal de la gestación subrogada porque considera que es la única forma de proteger el interés superior del menor, algo que no será posible, según indica, mientras los españoles puedan seguir viajando al extranjero para recurrir a esta práctica.

«Como en España no se puede realizar esta práctica, los españoles salen al extranjero para realizar esa subrogación. Como eso genera muchas dificultades, para intentar salvar el interés menor, proponemos ir hacia una prohibición universal de la maternidad subrogada. Sabemos que no es fácil, no es inmediato pero para solucionar este problema habría que ir a eso», ha explicado López en declaraciones a Europa Press, después de hacerse público este viernes 18 de mayo el informe del Comité sobre los aspectos éticos y jurídicos de la maternidad subrogada'.

En este sentido, López considera que «la reforma de la ley debería orientarse a lograr que la nulidad de esos contratos también se aplique a los que están celebrados fuera de España». En esta línea, también mencionan en el informe la posibilidad de sancionar a las agencias que se dedican a esta actividad, «para aplicar mejor esta realidad legal que hay en España». Si bien, precisa que la responsabilidad de modificar las normas no les corresponde a ellos sino a los responsables políticos.

Tras ocho meses de trabajo, los miembros del Comité han aprobado «por unanimidad» este informe sobre gestación subrogada, con un voto particular. Así, aunque López reconoce que no ha sido fácil ponerse de acuerdo, todos coincidían en que había «razones muy fuertes para rechazar» esta práctica.

Si bien, ha reconocido que la principal dificultad ha sido la cuestión sobre los niños que ya han nacido por gestación subrogada. «Nos inclinamos en ese caso por garantizar que su filiación en el extranjero se realice conforme a la doctrina establecida por el Tribunal Superior de Justicia», ha precisado. Sobre las razones que más han pesado para que recomienden la prohibición de la gestación subrogada, López ha apuntado la «explotación de la mujer» y el «daño al interés superior del menor». «Lo que se hace es comprar, convertir al menor en un objeto que puede ser comprado», ha enfatizado.

El Comité ya ha remitido el informe a los Ministerios de Sanidad y Justicia y esperan que pueda contribuir a «mejorar el debate público» sobre esta cuestión, a «discutir y trabajar políticas públicas con conocimientos sólidos» y desean que llegue también a los profesionales del ámbito sanitario, a los juristas y a la sociedad en general.

Sanidad y Justicia estudiarán el informe

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad va a estudiar el informe que le ha remitido el Comité de Bioética de España sobre los aspectos éticos y jurídicos de la maternidad subrogada y que propone promover a nivel internacional un marco común regulatorio que prohíba la celebración de contratos de gestación «en garantía de la dignidad de la mujer y del niño».

Así lo han señalado fuentes de este ministerio a Europa Press después de que se hiciera público este documento que, según ha precisado la presidenta del Comité, ha sido remitido ya a los ministerios implicados, el de Sanidad y el de Justicia, que también lo leerá y estudiará. Este último ministerio se ve afectado en lo que se refiere a la inscripción en el Registro Civil de los niños nacidos por gestación subrogada.

El informe también reclama «dotar de verdadera eficacia legal a la nulidad de esos contratos, de manera que resulte aplicable también a los celebrados en el extranjero, para lo que podría considerarse la posibilidad, entre otras medidas legales, de sancionar a las agencias que se dedicaran a esta actividad».

Votación
13 votos
Etiquetas
Maternidad
Comentarios