«Nadie tiene derecho a quitarte a tu hijo por ser una madre añosa»

La médica lucense que fue madre a los 62 asegura que en unos años las situaciones como la suya se verán como normales

«Somos unas pioneras, en el futuro será una cosa normal» Lina Álvarez, madre a los 62 años, defiende a los padres italianos a los que la justicia les ha retirado la custodia de su hija por «mayores»

lugo / la voz

«Nadie tiene derecho a quitarte a tu hijo por ser una madre añosa. ¡Qué dolor para esos padres!». Así de clara y contundente se mostró Lina Álvarez, la médica lucense que dio a luz una niña con 62 años cumplidos, en referencia a la decisión del tribunal de apelación de Turín, que retiró la custodia de una niña de siete años a su madre de 63 y a su padre de 75, al no considerarlos idóneos por ser demasiado mayores.

«No tengo miedo de que me quiten a mi hija. ¡Era lo que me faltaba, que quisieran arrebatarle el derecho a mi hija de estar con su madre!», añadió la médica lucense. «Llevo 28 años gritando contra injusticias -explicó con rabia contenida- y no voy a consentir que nadie me cuestione ahora como madre. Para una vez que soy feliz en la vida...»

«Tenemos nuestras razones para ser madres a estas edades. Es un mérito de la naturaleza poder tener hijos y poder darles experiencia y madurez», explicó.

La madre lucense, que tiene otros dos hijos, el mediano también fruto de técnicas de reproducción asistida, considera que realmente «a quienes deberían de controlar es a los ginecólogos y a los jueces, no a nosotras las madres».

«Todas las mujeres del mundo -apuntó la médica lucense en defensa de su postura- deberían estar celebrando con nosotras el hecho de poder ser madres después de la menopausia y tener hijos sin pareja. ¿Por qué ellos sí pueden ser padres a los 70 y nadie lo cuestiona, y a nosotras nos critican ese derecho?». Según señaló Lina Álvarez que «en unos años lo que hemos hechos nosotras va a ser algo normal en la sociedad en la que vivimos, con tanto paro y corrupción, en la que retrasar la maternidad va a ser algo normal».

Embarazo natural

La médica lucense, que participó recientemente en un programa de televisión en el que defendió ser madre con 62 años, aseguró que los niños, -en referencia a los suyos y a los de otras mujeres que los tuvieron a unas edades similares a la suya- «han nacido por algo, con un embarazo natural. Nos han ayudado a ello, pero es natural. Yo le sigo dando el pecho a mi niña, que ya tiene cinco meses y voy a defender a muerte mi maternidad».

«Antes de tomar decisiones precipitadas sobre las madres añosas y verter opiniones sobre ellas sería necesario reflexionar y respetar las decisiones de serlo cuando queramos». «¿Qué problema hay si tienes medios económicos y si físicamente estás preparada? A mí me llaman todos los días -añadió- madres que quieren saber cómo lo conseguí para hacer lo mismo».

Lina Álvarez aseguró que está indignada con el contenido de las últimas noticias relacionadas con madres de una edad similar a la suya -la italiana y la burgalesa a la que su familia también quiere retirarle la custodia de su bebé- y mostró su solidaridad con ellas. «Cualquier persona con un mínimo de sensibilidad ve las cosas claras», insistió. Y recordó, enfadada, que un ginecólogo, en un programa de televisión, la acusó de haber tenido a su pequeña para salir en los medios.

La mujer que dio a luz a gemelos a los 64 años quiere recuperar ahora a su otra hija

La mujer de 64 años que dio a luz a gemelos en Burgos en febrero, tras someterse a una fecundación in vitro en Estados Unidos, pidió ayer en la Audiencia Provincial que se cumpla la sentencia de hace dos años favorable a que recupere la tutela de su hija de 6 años, que le retiraron los servicios sociales.

A la salida de la vista oral, que se celebró a puerta cerrada al tratarse de un asunto que afecta a una menor de edad, la mujer aseguró que ya se ha recuperado de la anestesia y del parto por cesárea y que lo que quiere ahora es que su hija mayor «conozca a sus dos hermanos», un chico y una chica, que siguen en el hospital porque nacieron con poco peso, «aunque están bien de salud».

Reconoció que «si no se hubieran llevado a la niña» seguramente ni se hubiera planteado volver a quedarse embarazada, aunque puntualizó que no se trata de una decisión egoísta.

Afirmó que no entiende «por qué tiene que molestar que una persona mayor tome esta decisión», aunque admitió que la fecundación por encima de los 60 años no se puede realizar en España, por lo que tuvo que acudir a una clínica de Estados Unidos.

Votación
13 votos
Comentarios