Científicos gallegos critican la gira de Pàmies, gurú de la seudociencia

Este agricultor, que afirma que las vacunas derivan en autismo o que el VIH no causa sida, habló ayer en un instituto de Pontevedra y hoy lo hará en Tui

.

Redacción / La Voz

La comunidad científica gallega está indignada. Y el motivo no es otro que la gira sobre seudociencia que está llevando a Josep Pàmies a recorrer Galicia. Hoy mismo llega a Tui para hablar sobre su «Revolución Dulce». Pero no es su primera parada; si el miércoles destapó en Silleda las «malas artes» de la medicina tradicional, ayer concentró el grueso de las críticas por pronunciar su ponencia en el IES Sánchez Cantón, en Pontevedra. Los científicos alzaron la voz manifestándose rotundamente en contra de que a «personas que atentan contra la salud pública se les dé crédito desde un organismo público». Y es que, entre otras cosas, este agricultor catalán reniega de la quimioterapia como tratamiento para el cáncer, afirma que el VIH no es la causa del sida o dice ser conocedor de la cura del ébola. Un suma y sigue que tiene a la comunidad científica «escandalizada».

«Los científicos llevamos 500 años demostrando que las bases de la ciencia son sólidas y que los avances en la medicina son evidentes. Que exista gente que se crea lo primero que le cuentas y señores que se aprovechen de esta situación es un problema. Pero en este caso es más grave porque se trata de la salud pública: se fomenta la idea de que tomándote un té te puedes curar de una enfermedad, ¿cómo no nos vamos a llevar las manos a la cabeza?». Estas palabras de Xurxo Mariño, profesor de la UDC y miembro del grupo de Neurociencia y Control Motor de esta universidad, las avala Déborah García, química y divulgadora científica, que añade que «este señor tiene problemas con la justicia», entre otras cosas, por cultivar marihuana para que enfermos graves tengan acceso, en palabras de Pàmies, «a otro tipo de sanidad».

¿Es ético que se ceda la sala de un instituto público para una conferencia de este calibre? «Lo que hace falta es que los centros den herramientas a los jóvenes para que aprendan a filtrar información y buscar fuentes; y en lugar de eso, se abre un colegio para que un señor exponga unas terapias no probadas y con ánimo de lucro», afirma Manuel Herrador, profesor de la UDC y miembro del Círculo Escéptico. La comunidad científica gallega lleva años luchando para que desde Educación se fomente el espíritu crítico. Más, desde que la medicina es contestada en multitud de foros de Internet. «Hay gente que busca alternativas tras un período de tiempo enfermo, y es algo inherente al ser humano, pero hay que crear ciudadanos sensatos», manifiesta Herrador, apuntando que podría incluirse formación en pensamiento crítico en asignaturas como filosofía.

Sanar y ganar dinero no es incompatible en la práctica de Pàmies, aunque esta combinación sea la diana de sus críticas cuando hace referencia al compadreo médico y farmacéutico. Uno de sus últimos dardos hirió más sensibilidades que nunca cuando lo lanzó afirmando que el niño muerto de difteria hace unos meses en Olot, al que sus padres nunca vacunaron contra esta enfermedad, se podría haber curado si hubiera tomado dióxido de cloro.

Votación
40 votos
Comentarios