Le descuentan de las vacaciones los 21 días de aislamiento por su contacto con Romero

CC. OO. denuncia el caso del conductor de ambulancia que trasladó a la enferma

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

CC. OO. denunció ayer que una mutua no ha reconocido como afectado por enfermedad profesional o accidente laboral al conductor de la ambulancia que trasladó a Teresa Romero al hospital de Alcorcón el 6 de octubre, cuando ya tenía los síntomas del ébola, lo que le obligó a permanecer en el hospital Carlos III en aislamiento durante 21 días como medida de precaución.

La mutua no ha catalogado lo ocurrido como accidente laboral o enfermedad profesional, y le abonará los 21 días en los que no ha podido ir a trabajar como permiso retribuido, es decir, a costa de sus vacaciones.

El secretario de Salud Laboral de CC. OO. de Madrid, Carmelo Plaza, ya había planteado que las personas que estuvieron en contacto con la auxiliar fueran consideradas como objeto de accidente laboral o enfermedad profesional para que tuvieran cubierto el cien por cien de su sueldo, y para que no las despidieran. El sindicato argumenta que, según el real decreto de las enfermedades profesionales, se incluye la figura de las enfermedades investigadas y posibles para acogerse a la cobertura de enfermedad profesional.

El trabajador, a través del sindicato, han hecho una petición a la dirección de la mutua para que reconsidere su decisión y, si no lo hace, interpondrá una denuncia por la falta de reconocimiento de esta contingencia.

España aporta como Zuckerberg

Por otra parte, el Gobierno española ha habilitado una partida de 21 millones de euros para luchar contra el ébola. El presupuesto, aunque pueda parecer muy alto, es prácticamente igual al destinado por una sola persona, el filántropo creador de Facebook, Mark Zuckerberg, para combatir al virus (20 millones). España solo había destinado hasta ahora algo más de 3 millones de euros.

El dinero dispuesto mediante un crédito -para garantizar una disponibilidad rápida- se invertirá de la siguiente manera: 4,9 millones a Sanidad para la compra de equipos; 0,5 millones a Hacienda para reforzar los servicios de Sanidad Exterior; 0,9 a Economía para el Centro Nacional de Microbiología (que hace los test) y 7,4 para Defensa, tanto para equipos de protección de los ejércitos -incluso con salas de aislamiento- como para terminar la reforma del nuevo hospital de infecciosas, el Gómez-Ulla, en Madrid, con habitaciones de máxima seguridad; además, irán 7 millones para proyectos en los países afectados.

La pareja, en la calle del mismo nombre que el hospital, Carlos III. efe