Piden el cierre de los puntos de encuentro para padres separados

La asociación gallega Ve-la-Luz denuncia el Punto de Encuentro Fonseca de la Xunta por vulnerar la Convención de los Derechos del Niño

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La asociación gallega Ve-la-Luz, de lucha contra la violencia sexista y los abusos, presentó ayer una reclamación ante la Sección de Menores de la Fiscalía Provincial de A Coruña para «denunciar el Punto de Encuentro Fonseca» que la Xunta tiene en A Coruña, «por incumplir la normativa 9/2009 y por vulnerar gravemente la Convención de los Derechos del Niño, así como los derechos en materia de seguridad, higiene y funcionamiento». La Fiscalía abrirá ahora una investigación.

Los puntos de encuentro, para padres separados con hijos, establecen un régimen de visitas tuteladas o supervisadas en función de las necesidades del niño y sus progenitores. Ve-la-Luz, integrada en la federación estatal Grito en Silencio, presenta esta reclamación como la primera de una serie de denuncias contra puntos de encuentro de toda España, para los que piden «su cierre inmediato», en palabras de Gloria Vázquez, presidenta de la agrupación gallega. Esta reclamación ya fue tramitada con anterioridad ante la Xunta.

Falta de intimidad

Según Gloria Vázquez, estos lugares, pensados inicialmente para separaciones normales, acogen ahora «sobre todo los casos en que hay violencia sexista, por lo que en ellos no se aísla al menor de la violencia», lo que atenta, según ella, «contra el artículo 3 de la Convención de los Derechos del Niño».

Además, en los puntos de encuentro se produce, dicen los demandantes en su reclamación, «una coacción clara para la víctima de violencia, alimentada por la falta de vigilancia y la coincidencia con el agresor y su entorno familiar». Denuncian también falta de intimidad y una larga lista de deficiencias.

La denuncia incluye un documento de la Xunta que admite deficiencias, así como un escrito de la Sección de Siniestralidad Laboral de la Fiscalía de A Coruña, que revela que la Inspección de Trabajo no dejó «constancia de que en este punto de encuentro se efectúe alguna prestación laboral», en lo que Gloria Vázquez ve «ilegalidad».