Una terraza para dos locales en Fonte Sequelo reabre la polémica

Los socialistas piden la revisión de la ordenanza aprobada hace poco

.

19/07/2014 07:00 h

La instalación de terrazas en el centro histórico, a la luz de la normativa aprobada hace meses, está agudizando la polémica en torno a estos elementos en pleno casco antiguo. El último episodio es la ubicación de una estructura en la rúa Xelmírez, en pleno corazón del centro histórico y a unos pasos de la catedral. La instalación comenzó a montarse ayer y enseguida suscitó dudas. Muchas personas que ayer transitaban por Fonte Sequelo observaban recelosos el tablazón que se extendía por la rúa y se preguntaban si tenía licencia.

Aunque la edila encargada de esta área, que acaba de incorporarse a Raxoi, adujo ayer que no tenía conocimiento del asunto, la terraza (que compartirán un restaurante y una cervecería) sí tiene licencia al amparo de la citada normativa y reúne todos los requisitos para su apertura.

La normativa, según algunos sectores, deja las puertas abiertas a estructuras de este tipo cuya implantación rechazan por lo que representa de apropiación del patrimonio monumental. A la mente de muchos ciudadanos acude la terraza montada en la Porta Faxeira, correspondiente a un establecimiento de esa zona.

La instalación atrajo el rechazo de muchos ciudadanos y terminó en un juzgado de la ciudad. El proyecto, pese a su entidad y a ubicarse en el casco viejo, no fue tratado en la Comisión Asesora del Patrimonio Histórico, en donde no encontraría fácilmente un dictamen bondadoso. Algo similar ocurre con la terraza que nace en Fonte Sequelo, en la bifurcación de Xelmírez y A Conga, que tampoco pasó por el tamiz técnico de la Comisión Asesora.

Estructuras estables

Algunas opiniones sugieren que esta terraza supone un paso aún más osado en la flexibilización que apadrina la normativa implantada en la etapa de la concejala María Pardo, que en su momento defendió con uñas y dientes el entramado arquitectónico de A Porta Faxeira.

Todas estas terrazas se caracterizan por su configuración como estructuras estables y entarimadas, de diferentes envergaduras, con elementos de cierre y un diseño más o menos aceptable al albedrío de quien las proyecta.

El grupo municipal socialista denunció que la terraza de Fonte Sequelo es fruto de una «decisión política arbitraria e clientelar» y resalta que la ordenanza aprobada por el PP «bota por terra os intereses lexítimos de todos os veciños». A juicio del PSOE es un «avasalamento do espazo público» y, en consecuencia, solicitan a Agustín Hernández la «revisión inmediata da ordenanza aprobada por Gerardo Conde Roa e Ángel Currás».

Refiere que la terraza está prácticamente adosada a un edificio emblemático de la Universidade y catalogado, cuya fachada altera. Explica que ni la Universidade ni el Consello Social conocían la instalación.

Los dos establecimientos titulares de la terraza efectuaron en su día la solicitud pertinente y cumplieron todos los requisitos exigidos por el Concello, incluido un proyecto arquitectónico adaptado a la normativa del casco histórico. En ese sentido, tienen todo en regla. Los propietarios son conscientes de que están en medio de un fuego cruzado en el seno de Raxoi que les pilla de lleno. A ello hay que sumar las opiniones de los ciudadanos, defensores o detractores del nuevo ingenio urbano.

Votación
0 votos