Traslación del Apóstol Santiago

Pilar Rojo pide al Apóstol soluciones para la crisis económica

La presidenta del Parlamento intervino como delegada regia en la ceremonia de traslación del Apóstol

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La solidaridad y la petición de ayuda para quienes sufren los efectos de la crisis económica, y para que los poderes públicos encuentren soluciones a sus problemas, fueron elementos centrales en las intervenciones de la ceremonia de la traslación del apóstol Santiago, celebrada en la catedral. La presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo, actuó como delegada regia, y le respondió el arzobispo compostelano, Julián Barrio. Participaron autoridades representantes de los poderes públicos estatal, autonómico y local, además de militares y religiosas.

En la ofrenda al apóstol Pilar Rojo solicitó que ayude «a todos os ressponsables públicos a que adopten as mellores solucións para superar os problemas do presente; intercede polos máis necesitados para que consigan saír desa situación; vela por alcanzar un sistema social ancorado na xustiza e na igualdade. Santo Apóstolo, reforza o noso firme compromiso co valor da solidariedade e da nosa sólida convicción ética co servizo público. Que o espiritu da tradición xacobea siga convocando a fiéis de todo o orbe, que se achegan a renderche culto, e nos axude a encontrar a verdade».

Julián Barrio manifestó en su respuesta que «con confianza poño sobre o altar, co patrocinio do apóstolo, a vosa ofrenda, señora delegada rexia, tendo en conta as intencións das súas maxestades e da familia real, dos nosos gobernantes estatais, autonómicos e locais, das persoas e familias que están a padecer a consecuencias da crise económica, e de todos os que formamos os distintos pobos de España, de xeito especial dos queridos fillos desta terra galega».

Al salir de la catedral las autoridades se encontraron con un grupo de personas afectadas por las preferentes, que protestaban por su situación y cuestionaban «onde están os nosos aforros».

El acto finalizó con una recepción efrecida por el Concello de Santiago, a la que asistieron el presidente de la Xunta, del Parlamento, del Consejo de Estado, el delegado del Gobierno, rector de la USC, presidente del Consello da Cultura, parlamentarios autonómicos y de las Cortes, ediles y otras representaciones.