La desinfección

Pagan una multa policial falsa por ver porno en sus ordenadores

Dos internautas abonan cien euros tras el aviso y luego lo denuncian

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Dos internautas pontevedreses han interpuesto, días atrás, sendas denuncias en la Comisaría tras haber sido estafados con un virus informático. Ambos se encuentran entre las decenas de gallegos que vieron como sus ordenadores se bloqueaban y, simultáneamente, aparecía en sus pantallas un supuesto aviso policial con los membretes oficiales del Gobierno de España,

Ministerio del Interior y Dirección General de la Policía y Guardia Civil: «Desde su dirección IP bajo el número xx.xx.xx.xx -dirección IP del usuario- fue efectuado un acceso a páginas de Internet que contienen pornografía, pornografía infantil, zoofilia, así como violencia sobre los menores».

El mensaje añadía que el ordenador se desbloquearía previo pago de una sanción de cien euros, para lo cual se facilitaba el número de una cuenta corriente.

En caso contrario, la supuesta amenaza era contundente. O se pagaba o se corría el riesgo de perder toda la información que almacenase el disco duro.

Y los dos pontevedreses picaron. Según confirmaron ayer desde la Comisaría, ambos internautas realizaron un ingreso por el importe solicitado.

No obstante, a raíz de que las informaciones de esta modalidad de timo apareciesen recogidas por la prensa, los dos afectados comprendieron que habían sido víctimas de una estafa -es una falta, no un delito, ya que el importe defraudado no alcanza los cuatrocientos euros- y acudieron a las dependencias policiales de Joaquín Costa.

A la vista de estos hechos, la Comisaría Provincial optó por reiterar la existencia de este timo, en el que se emplea un código malicioso. En concreto, se trata de lo que técnicamente se conoce como un ransonware, una aplicación que normalmente se autoejecuta imposibilitando el acceso al ordenador o a un documento cifrándolo con una clave encriptada.

En este sentido, la Policía Nacional pontevedresa subrayó que este tipo de actuaciones y mensajes «son ajenos al cuerpo», así como remarcaron que «se trata de campañas de estafas periódicas ya detectadas en otras ocasiones».

Este comunicado se encuadra en la línea del que, a finales de enero, emitió la Jefatura Superior de Galicia. Tras reconocer que se trataba de una modalidad de estafa telemática nueva, se incidió en que la policía nunca «bloquea un ordenador, ni solicita cantidad económica alguna a cobrar inmediatamente, como si de una multa se tratara».

En cuanto al mecanismo de infección de los ordenadores, los expertos consultados señalaron que este código malicioso suele venir en correos electrónicos basura, el clásico spam.

El sistema operativo debe ejecutarse en modo a prueba de fallos con funciones de red.

Debe instalarse e iniciarse una aplicación antimalware convenientemente actualizada. Las hay gratuitas.

La policía recomienda disponer de un cortafuegos activado y un antivirus.