Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Detenidos por pesca ilegal en la Antártida cuatro miembros de Vidal Armadores

Agentes de la Guardia Civil y de la Interpol irrumpieron en varias oficinas de la compañía

Ribeira / La Voz, 08 de marzo de 2016. Actualizado a las 20:26 h. 23

Ampliar imagen

0
0
0
0

La operación Yuyus es el nombre elegido por la Guardia Civil para bautizar un operativo policial de envergadura, tutelado desde Madrid, que tiene como principal objetivo la empresa de Ribeira Vidal Armadores por su presunta participación en la pesca ilegal de merluza negra en la Antártida. La investigación, dirigida por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), a través de su órgano central, la Unidad Central Operativa Medioambiental (Ucoma), saltó ayer a la luz con la participación de numerosos agentes en cuatro registros realizados tanto en la casa familiar de los Vidal como en la sede principal de su compañía, ambas en Ribeira; en una empresa que pertenece al mismo grupo y está radicada en Boiro; y en un tercer local en A Coruña. Todas esas dependencias, a excepción de la residencia del dueño de la compañía, habían sido registradas en el marco de la Operación Sparrow, lanzada desde el Ministerio de Agricultura hace ahora un año.

El operativo se saldó con cuatro detenidos de la familia Vidal acusados de un delito de pesca ilegal de especies protegidas en la Antártida recogido en el convenio de la Comisión para la Conservación de los Recursos Marinos Vivos de la Antártida.

Entre los arrestados figuran el dueño de la sociedad, Antonio Vidal Suárez, Tucho el Coyo, y su hijo mayor, Toño. Ambas detenciones se llevaron a cabo durante los registros realizados en Ribeira, que generaron gran expectación por la presencia de vehículos de la Guardia Civil, de agentes custodiando la entrada principal de la oficina durante buena parte del día y el trasiego de personas con distintivos de la Interpol.

Aunque las identidades de los otros dos miembros del clan arrestados no han trascendido, hay fuentes que aseguran que se trata de dos hijos de Antonio Vidal, Ángel y Belén, que trabajan habitualmente en la fábrica registrada ayer el polígono industrial de Boiro y que se dedica, desde hace varios años, a la fabricación de productos y complementos elaborados con Omega-3.

Traslado a Madrid

Ya de tarde y tras finalizar los registros (que empezaron sobre las 09.30 horas y concluyeron poco antes de las 18.00), los acusados fueron trasladados a la ciudad de A Coruña para ingresar en los calabozos, aunque a lo largo del día de hoy podrían ser trasladados a Madrid para proseguir con la investigación. Y es que la operación Yuyus se instruye en la Audiencia Nacional y las diligencias son competencia del Ucoma. Además, durante los registros de ayer, los agentes desplazados desde la capital de España contaron con la colaboración de integrantes de la Interpol y Europol. Es más, agentes del Ucoma ya visitaron la semana pasada y de incógnito la comarca coruñesa de Barbanza para hacer un primer reconocimiento de la zona y de las propiedades de Vidal Armadores que tenían previsto registrar.

Los agentes que participaron ayer en las inspecciones requisaron documentación, material informático y teléfonos móviles.

Investigación internacional

El hecho de que la Audiencia Nacional decretase secreto de sumario, y de que participasen en los registros de ayer agentes de la Interpol y Europol, evidencia que la investigación traspasa las fronteras españolas. Fuentes judiciales consultadas se mostraron opacas a la hora de facilitar cualquier información, y se limitaron a recordar que las actuaciones son secretas. Es más, no quisieron confirmar ni desmentir si existe un quinto detenido en el marco de la operación Yuyus, como algunas fuentes sostenían al cierre de esta edición.

Otro extremo que sigue en el aire es si los registros y las detenciones realizadas en el día de ayer son solo la punta del iceberg, ya que, presuntamente, los delitos investigados podrían tener ramificaciones en otras zonas de España e, incluso, en el extranjero, lo que explicaría la presencia de agentes de la Interpol y Europol.

En el caso de confirmarse los delitos de los que son acusados los detenidos, no se descarta que, presuntamente, también puedan figurar otros como falsedad documental o blanqueo de capitales. Tampoco nadie supo confirmar ayer si a lo largo del día de hoy habrá nuevos registros o más detenciones, tanto en Galicia como en otras zonas del territorio nacional.

Publicidad

Comentarios 3