Un destacado chavista acusa de evadir divisas al presidente del Parlamento, Diosdado Cabello

En una conversación grabada afirma que Cabello roba y conspira contra Nicolás Maduro

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La oposición venezolana presentó la grabación de una conversación entre Mario Silva, conductor del programa de televisión La Hojilla, icono del chavismo, y Aramís Palacios, supuestamente jefe de operaciones del servicio de espionaje cubano (G2) en Venezuela, en el que el primero acusa, entre otras cosas, a Diosdado Cabello, presidente del Parlamento, de manejar una red de corrupción y conspirar para dar un golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro. La oposición llevará la grabación a la Fiscalía.

Silva, quien pretendió optar a la gobernación de Carabobo, realiza esa grabación para, según afirma ser presentada al jefe de Estado cubano, Raúl Castro.

Al hacer la presentación del audio, el diputado opositor (y exaliado del chavismo) Ismael García señaló que el mismo «demuestra las graves fisuras» que hay en el chavismo. Silva es, según García, «el Vladimiro Montesinos [jefe de Inteligencia del expresidente peruano Alberto Fujimori] del chavismo» y muestra «como hay un ala civil opuesta a un ala militar» en el Gobierno venezolano.

En total, son 47 las personas nombradas en la cinta, casi ninguna en términos elogiosos, y todas con altos cargos en el Gobierno. Vía Twitter, Silva señala que el sonido es «un montaje del sionismo» (ic) y promete aclarar el asunto. En la misma red social, #ConfesionesDeMarioSilva fue la primera etiqueta mundial mientras se transmitía el audio.

Corrupción y golpe

En la conversación se escucha a Silva analizando el papel del presidente del Parlamento, a quien dice considerar un «corrupto» y responsable del «desangramiento» de las reservas internacionales de Venezuela en los últimos meses.

Silva indica que Diosdado Cabello y su hermano José David Cabello, jefe del servicio de Impuestos, manejan una red que compra dólares a precio oficial (en Venezuela existe un control de cambios desde hace once años) y los revende al precio de mercado negro, que es hasta cinco veces superior. «El problema es la fuga de divisas en algunas empresas de Diosdado», manifiesta.

El presentador indica que Cabello está conspirando para dar un golpe de Estado, para lo que tienen que destituir al ministro de la Defensa, Diego Molero. Señala, además, que el titular de Interior, Miguel Rodríguez, sería parte de la conspiración.

En el audio, Silva también desconfía de los resultados de las elecciones de abril, señalando que Maduro no puede haber ganado por un margen tan estrecho y que los comicios fueron hackeados por Estados Unidos, al que le convendría más la oposición perdiendo por estrecho margen que asumiendo la grave crisis económica que hay (parte de la cual achaca a Cabello).

Señala que «mi comandante Fidel me preguntó una vez por qué consentíamos en que siguiera habiendo democracia burguesa en Venezuela». Y cita al «grupo de los vampiros», que controla Venezolana de Televisión y que supuestamente dirige Cilia Flores, la mujer de Maduro. El jefe sería el vicepresidente, Jorge Arreaza.