Día internacional de la Mujer: Más de 60 millones de niñas se casan antes de los 18 años

Oficialmente, desde el año 1975 la ONU instauró el 8 de marzo como el Día de la Mujer Trabajadora. La jornada festiva, que homenajea todo un siglo de lucha por la igualdad, la justicia y el desarrollo de las mujeres, va directamente ligado al concepto de «trabajadora», memoria de las mártires y heroínas de la clase obrera, responsables de forjar los derechos y condiciones femeninas actuales


Redacción

El Día Internacional de la Mujer, también denominado Día de la Mujer e incluso Día de la Mujer Trabajadora, memoria de las mártires y heroínas de la clase obrera responsables de forjar los derechos y condiciones femeninas actuales, recuerda hoy, como cada 8 de marzo desde hace más de cien años, la constante lucha de las mujeres por su participación en la sociedad y su desarrollo íntegro como personas.

Sin embargo, aún a día de hoy, el Día Internacional de la Mujer se ve empañado por datos sobrecogedores que evidencian que, además del camino abierto hasta ahora, queda todavía mucho por andar. Hasta el 50 % de las agresiones sexuales se cometen contra niñas menores de 16 años. 603 millones de mujeres viven en países donde la violencia doméstica no se considera un delito. Hasta el 70 % de las mujeres aseguran haber sufrido una experiencia física o sexual violenta en algún momento de su vida. Más de 60 millones de niñas son novias y se casan antes de los 18 años. Por realidades como estas y bajo el lema «Una promesa es una promesa: Es hora de actuar para acabar con la violencia contra la mujer», el Día Internacional de la Mujer se vuelca este viernes en la lucha contra el sufrimiento del género femenino. Así lo ha establecido la ONU en su afán por reforzar el compromiso de la comunidad internacional hacia situaciones que, lamentablemente, se repiten en el año 2013 en todos los rincones del mundo y que afectan a siete de cada diez mujeres. «No hay lugar en el siglo XXI para la discriminación y la violencia contra mujeres y niñas». Así lo ha asegurado la Directora Ejecutiva de ONU Mujeres Michelle Bachelet en su discurso en ocasión del Día Internacional de la Mujer que este 8 de marzo se celebra en todo el mundo.

El pasado 4 de marzo, cuatro días antes del Día Internacional de la Mujer, arrancó en Nueva York la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, la reunión internacional más importante hasta la fecha programada para abordar el problema de la violencia contra las mujeres. La ONU insiste en que el liderazgo político es clave para negociar una hoja de ruta mundial con acciones concretas destinadas a prevenir y poner fin a este tipo de violencia, por lo que la organización hizo el pasado mes de diciembre un llamamiento a los gobiernos de todo el mundo a través de su iniciativa NOS COMPROMETEMOS. A día de hoy, en el Día Internacional de la Mujer, al menos 41 gobiernos ya se han comprometido en materia de prevención, protección y justicia, así como en poner en marcha leyes y estrategias nacionales más eficaces, llevar a cabo un enjuiciamiento más severo de los casos de violencia, impulsar campañas de promoción orientadas a hombres y jóvenes, formar a funcionarias y funcionarios para que sepan detectar casos de violencia y aumentar los servicios públicos tales como los refugios.

Paralelamente, la ONU celebra hoy el Día Internacional de la Mujer con el estreno de One Woman, una canción inédita escrita y grabada en exclusiva para ONU Mujeres en la que célebres cantantes y músicos procedentes de todo el mundo, tanto mujeres como hombres, unen su voz para divulgar un mensaje de unidad y solidaridad. Con el objetivo de hacer llegar la banda sonora del Día Internacional de la Mujer del 2013, la organización internacional insta a todos los usuarios de Twitter a compartir el tema musical con sus amigos a través del hashtag #1woman en Twitter y opinar en Facebook.

El origen del 8 de marzo

En 1975, la Asamblea General de las Naciones Unidas establece el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer. Con la elección de esa fecha se conmemora, según la opinión más difundida, la muerte de 129 trabajadoras que tuvo lugar en 1857 en la fábrica textil Cotton de Nueva York, donde se habían encerrado las trabajadoras reclamando mejoras de salario y horario de trabajo. Un incendio, tal vez provocado por el empresario, acabó con sus vidas. Sin embargo, otras investigaciones señalan que no existen pruebas documentales del suceso y que lo que sí tuvo lugar en 1857 fue una marcha convocada en el mes de marzo por el sindicato de costureras de la compañía textil de Lower East Side, de Nueva York, que reclamaban una jornada laboral de diez horas.

Diez años después, en 1867, también en el mes de marzo, tuvo lugar una huelga de planchadoras de cuellos de la ciudad de Troy, N.Y. y la formación de un sindicato; pero la historia del 8 de marzo está cruzada por situaciones y hechos que muestran un escenario más complejo y rico en acontecimientos marcados por la Primera Guerra Mundial, la revolución rusa, la lucha por el sufragio femenino, las pugnas entre socialistas y sufragistas, y el creciente auge del sindicalismo femenino durante las primeras décadas del siglo XX.

En el año 1866 se celebra el primer congreso de la Asociación Internacional de Trabajadores, en el que se aprueba la participación del trabajo profesional de las mujeres. En 1899, los Países Bajos celebraron la Conferencia de Mujeres contra la Primera Guerra Mundial, lo que definió el carácter antibélico de las movilizaciones femeninas. En 3 de mayo de 1908, mujeres del partido socialista de EE.UU. y Europa instauran unas jornadas de acción denominadas Woman's Day. En 1909 tiene lugar una sublevación de más de 20.000 trabajadoras de Nueva York que apoyan a las huelguistas de la compañía de blusas Triangle, pero en 1911, el 25 de marzo, un incendio destruye gran parte de las instalaciones de esta firma y acaba con la vida de 146 trabajadoras. En 1910 se celebra en Copenhague la Segunda Conferencia de Mujeres Socialistas, en el que Clara Zetkin, del sindicato internacional de obreras de la confección presenta la primera propuesta del Día Internacional de la Mujer. No será hasta un año más tarde, el 19 de marzo de 1911, cuando se celebre el Día Internacional de la Mujer en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza. En 1913 las mujeres rusas se unen a la propuesta del Día Internacional de la Mujer y el 8 de febrero de 1917 las mujeres de San Petersburgo realizan una manifestación pidiendo pan y el regreso de los combatientes, acción que algunos consideran como el detonante de la Revolución Rusa. Cuatro días más tarde, el Zar abdica y el Gobierno provisional otorga a las mujeres el derecho a voto. Casi 30 años después, el 8 de marzo de 1945, delegadas de 20 países aprueban en Londres el proyecto Carta de la Mujer que después será presentada a las Naciones Unidas en San Francisco.

Al fin, el 8 de marzo de 1975, Año Internacional de la Mujer, la Asamblea de las Naciones Unidas establece oficialmente el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer. Y con él, arranca la lucha por la paz. El 16 de diciembre de 1977 la Asamblea General de las Naciones Unidas invitó a todos los estados a que proclamaran una fecha anual como el Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

El 8 de marzo del 2001, el Secretario General de las Naciones Unidas afirmaba que «se reconoce cada vez más que las mujeres tienen aptitudes y experiencias que les permiten hacer una contribución en todas las etapas del proceso de paz. La plena participación de la mujer para prevenir y resolver conflictos es indispensable». Pero a día de hoy, todavía salen a flote las diferencias entre un género y otro. Las mujeres sufren con la crisis económica tasas más altas de desempleo que los hombres y la brecha salarial se mantiene. Sin embargo, ellas consolidan firmemente sus puestos en política, con una presencia cada vez más numerosa.

Votación
152 votos
Etiquetas
Crisis económica Huelga PSOE Unesco Violencia machista Paro Alemania Austria EE.UU. Holanda Naciones Unidas Reino Unido Suiza Londres Michelle Bachelet San Petersburgo ONU Crisis financiera Primera Guerra Mundial