Premios Goya 2013: Candela Peña dedica su discurso a los recortes en sanidad y educación

La actriz recordó que llevaba tres años sin trabajar, que había visto morir a su padre en un hospital «sin mantas ni agua» y pidió empleo para criar a su hijo

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Candela Peña ha conseguido el premio Goya a la mejor actriz secundaria por su interpretación en «Una pistola en cada mano», dirigida por Cesc Gay y su primer trabajo en tres años, por lo que ha afirmado desde el escenario: «os pido trabajo, tengo un niño que alimentar». «Hace tres años que no trabajaba. En estos tres años he visto morir a mi padre en un hospital público donde no había mantas para taparlo y le teníamos que llevar el agua», ha dicho.

Minutos después, al comentar su premio con los medios de comunicación que la esperaban en uno de los salones del Centro de Congresos Príncipe Felipe de Madrid, la actriz ha lamentado en declaraciones a Efe no haber aprovechado más su «momento» para hablar de sus compañeros de reparto, ni del director de la cinta Cesc Gay.

«Soy una cochambre de persona, he ido a lo mío, a pedir curro, que estoy parada», ha dicho con gracia, pero sinceramente conmovida. «Esto de la fiesta del cine será fiesta para los que lo vivan así, yo llevaba tres años sin trabajar y por tres días de trabajo me dan esto...por dios, que mira lo que me cunde», ha dicho.

Y ha añadido que necesitaba quejarse «porque estaba el señor ministro, quería decir alguna cosa, que España está horrible».

La actriz ha sumado valor a su premio por haberlo ganado en «una película de hombres, hecha para hombres y con ninguno de ellos nominados, prometo que lo comparto con todos, y no es por nada, pero Clara Segura estaba espectacularmente bien».

«Pero los premios nunca son justos», ha considerado Candela Peña, para quien el hecho de que hiciera mucho tiempo que la Academia no la veía les ha dado «subidón». «Pero la verdad es que la película se produjo en un momento de mi vida que Cesc me sacó de un atolladero, estaba recién parida, no estaba yo en las ficciones, estaba en la realidad pura y dura», ha dicho.

Candela Peña utilizó el catalán y el inglés para agradecer su premio, unas semanas después de haber recibido críticas por no hacerlo en su idioma materno al recoger el Gaudí.

«En estos tres años ha nacido un hijo de mis entrañas y no sé qué educación pública la espera. En estos tres años ha visto gente sin trabajo que se mata por no tener casas. Esta alegría no me la amarga nadie y os pido trabajo. Tengo un niño que alimentar», ha dicho tras agradecer el premio en catalán, inglés y español.

La actriz catalana se ha impuesto a María León, nominada por «Carmina o revienta»; Ángela Molina, por «Blancanieves» y a Chus Lampreave, por «El artista y la modelo» y ha pronunciado conmovedor discurso.

«Este es el tercer Goya para Peña, que lo logró en 2004, como secundaria, por »Te doy mis ojos«, y en 2006, como protagonista, por »Princesas«.

Este Goya, ha concluido Peña, »quizá no me lo merezco pero al año que viene quiero una nominación (por la nueva película de Isabel Coixet que protagoniza junto a Javier Cámara), porque me lo merezco, por mi y por Isabel que se ha levantado una película ella sola, en los tiempos que corren.