Armstrong confiesa que se dopó: La entrevista completa con Oprah Winfrey se emitirá el jueves

El exciclista estadounidense, que además de reconocer que consumió sustancias para mejorar su rendimiento se disculpó ante los trabajadores de la fundación Livestrong, testificará contra la Unión Cilcista Internacional que le sancionó en octubre, a la que acusa de estar involucrada en las tramas de doping

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
George Burns | Reuters
George Burns | Reuters

Armstrong ha confesado en una entrevista exclusiva con Oprah Winfrey que se dopó para ganar sus siete Tours de Francia y mintió durante años negándolo . Según avanzan medios estadounidenses como el USA Today, el exciclista reconoció ante la popular presentadora que, a mediados de la década de los 90 y antes de ser diagnosticado de cáncer, comenzó a utilizar sustancias para mejorar su rendimiento físico. Armstrong reveló, además, que miembros de la UCI (Unión Cilcista Internacional) conocían toda la verdad y lo encubrieron, y expresó, según publica The New York Times, su deseo de testificar contra esta asociación de federaciones nacionales, a la que acusa de estar involucrada en las tramas de dopaje.

Armstrong pone fin a años de mentiras con esta entrevista, que fue grabada en su ciudad natal, Austin (Texas), y que se emitirá el jueves en la cadena de Oprah Winfrey (OWN) en horario de máxima audiencia. Los detalles secretos del contenido de la entrevista han sido difundidos antes de la emisión del programa gracias a los medios locales, que, además de asegurar que Armstrong admitió frente a la estrella televisiva que se dopó durante su carrera deportiva, han revelado que el ciclista y otras diez personas -entre equipo legal, consejeros y amigos- no abandonaron el hotel de Austin en el que se reunieron con la periodista hasta tres horas después de haber entrado a grabar «sin barreras». Según una de las personas presentes citada por los medios estadounidenses la conversación fue «emotiva por momentos». «Estoy listo para hablar sinceramente», declaró el exciclista antes de reunirse con Oprah Winfrey.

En un mensaje de Twitter la propia presentadora señaló que la entrevista había durado dos horas y media y que Lance Armstrong acudió «preparado», sin dar más detalles sobre su contenido. «Recién concluido con @lancearmstrong Más de dos horas y media Vino PREPARADO!», escribió hoy Oprah en su cuenta de Twitter (@Oprah).

Se trata de una entrevista que durará 90 minutos y pronto se emitirán los primeros avances promocionales. Será la primera aparición pública de Armstrong desde la sanción que le impuso en el mes de octubre la USADA (Agencia Antidoping de Estados Unidos) basándose en evidencias y declaraciones de testigos, ya que el ciclista nunca dio positivo en un control antidoping, y en ella se espera que Armstrong ofrezca una «confesión parcial» sin dar detalles de cómo era el programa de doping que seguía.

Antes de confesarse ante Oprah Winfrey, Armstrong, de 41 años, se disculpó con los trabajadores de la fundación Livestrong. Según aseguró la emisora CNN, el deportista incluso lloró en el discurso de 15 minutos que pronunció ante el personal de la fundación caritativa que él ayudó a fundar en 1997 tras superar un cáncer de testículos. Armstrong ofreció ante los empleados de Livestrong una «disculpa sincera y de corazón por el estrés que hayan podido sufrir por su culpa», reveló a la CNN Rae Bazzarre, directora de comunicación de la fundación. Armstrong se disculpó también por teléfono con figuras clave del ciclismo, tal y como publica The Washington Post.

Tras la sanción de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA), Armstrong perdió sus siete títulos y se vio obligado a dejar la dirección de Livestrong, a la que ayudó a recaudar millones de dólares en fondos gracias a sus éxitos deportivos. El informe de la USADA detalló un programa sistemático de dopaje con sus compañeros de los equipos US Postal Service y que muchos de ellos fueron los que denunciaron cómo eran sometidos al dopaje que lideraba el propio Armstrong, que tras conocerse el informe perdió de inmediato todo el apoyo de los patrocinadores que tenía como atleta «modelo» y héroe deportivo. La USADA señaló en su informe que Lance Armstrong participó en el «programa de dopaje más sofisticado, profesionalizado y exitoso que ha visto el deporte», en el que se utilizaron esteroides anabolizantes, la hormona del crecimiento humano, transfusiones de sangre y otros productos. Armstrong, sin embargo, siempre negó las acusaciones de haberse dopado, recordando que pasó con éxito cientos de controles.

Días antes de que se anunciara la entrevista con Oprah, varios medios ya avanzaron que Armstrong estaba dispuesto a confesar tanto para ver reducida su sanción y poder competir en pruebas de triatlón como para evitar una posible pena de cárcel por perjurio, ya que el exciclista juró ante las autoridades federales no haberse dopado nunca.

Más allá de los acuerdos a los que pueda llegar con la USADA y la AMA (Agencia Mundial Antidoping), una confesión podría conllevar serios problemas legales, ya que el Departamento de Justicia está estudiando unirse a la demanda presentada contra Armstrong por su excompañero Floyd Landis, que lo acusa de haber defraudado al gobierno federal en decenas de millones de dólares al violar supuestamente el contrato que lo obligaba a competir «limpiamente» con el equipo U.S. Postal Service. Además, una agencia de promoción de Estados Unidos le reclama que devuelva el dinero que le pagó como bonus por ganar sus Tours de Francia y el diario británico The Times solicita a Armstrong que reintegre el medio millón de dólares que le tuvo que pagar por un delito de injurias.

Australia del Sur pedirá una compensación por daños a Lance Armstrong

De igual modo, el gobierno del estado de Australia del Sur reclamará una compensación por daños al ciclista estadounidense, tras haberle pagado para que participara en tres ediciones del Tour Down Under. El primer ministro del estado australiano, Jay Weatherill, ha asegurado, tras la filtraciones de la confesión de Armstrong, que pedirá el reembolso de los millones de dólares pagados al deportista por competir en esta competición durante los años 2009, 2010 y 2011.

Weatherill señaló que estas declaraciones de Armstrong han cambiado el punto de vista de su gobierno sobre su derecho a recibir una compensación. En su opinión, Armstrong «ha engañado a la comunidad del ciclismo de todo el mundo» con sus reiteradas negaciones sobre el uso de productos para mejorar su rendimiento durante su carrera.

Weatherill no confirmó la cantidad que su gobierno pagó a Armstrong para asegurar su participación en el Tour Down Under, primera prueba anual del ProTour, que fue la elegida por el estadounidense para regresar al ciclismo profesional en el 2009 después de dos años de inactividad.

Más información