Demi Moore y Piero de «Gran Hermano», juntos en el Caribe

La actriz y el concursante italiano de la novena edición del popular «reality», 17 años más joven que ella, fueron «cazados» por los objetivos de los fotógrafos mientras pasaban unos días juntos

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Revista «Cuore»
Revista «Cuore»

Que a Demi Moore le gustan los hombres jóvenes ya los sabíamos. Nos quedó claro después de que la actriz protagonista de Ghost, de 50 años, se casase con Ashton Kutcher, de 35. Hace un año la pareja anunció el fin de su matrimonio, una decisión que no se hizo del todo real hasta el pasado diciembre, cuando el modelo y actor pidió oficialmente el divorcio a Moore. Para desconectar de esta mala época, la actriz decidió pasar unos días en México estas Navidades, donde las cámaras de los fotógrafos la sorprendieron en compañía del joven Piero Righetto, el concursante italiano que tantas pasiones levantó en la novena edición de Gran Hermano.

Puede que Piero, de 33 años, se haya convertido en la nueva conquista de la actriz estadounidense o puede que el Caribe haya unido a ambos solteros para hacerles pasar unos días inolvidables. Poco más se sabe de la escapada de Demi Moore a un resort de la Riviera Maya que estas reveladoras imágenes, que publica las revistas Cuore y Hola y la web de Telecinco. Según medios mexicanos, varios testigos identificaron a la actriz en el Hotel Amansala, especialista en tratamientos para bajar de peso, flirteando con chicos mucho más jóvenes que ella, de entre 28 y 33 años. Algunos clientes del hotel llegaron incluso a quejarse del ruído que Demi Moore hacía en su habitación mientras mantenía relaciones con sus esporádicos romances.

Piero fue todo un descubriendo en la que fue una de las mejores ediciones de Gran Hermano. Compañero de aventuras de las gemelas andaluzas, el gallego Andalla o la polémica canaria Amor, el italiano relacionado ahora con Demi Moore mantuvo una apasionado affair durante su estancia en la casa de Guadalix con otra de las concursantes del reality, Melania Querol. Poco después de que concluyese el programa, la relación comenzó a perder fuelle y Piero y Melania siguieron adelante con sus respectivas vidas. Cada uno por su lado. Hasta que volvieron a verse las caras en una edición especial del concurso que recuperaba a antigos «grandes hermanos» para reunirlos de nuevo dentro de cuatro paredes rodeadas de cámaras. En Gran Hermano: El Reencuentro, el italiano que hizo que todo el país entonara con su pegadizo acento sus míticas frases «Me encaaanta!» y «Flipaaante!» y la concursante de Castellón no pudieron reprimir su pasión y revivieron durante unos días su pasada historia de amor que, igual que en la primera parte, no se extendió mucho más allá de final de esta edición especial del programa de Telecinco.