La reválida de ESO examinará solo de lenguas, matemáticas e historia

La Xunta decidirá si la prueba, sin valor académico, es obligatoria, voluntaria o muestral

revalidah.$pieImg

redacción / la voz 20/04/2017 05:00 h

En este convulso curso apenas se ha prestado atención a la situación de los alumnos de cuarto de ESO una vez que en diciembre se supo que no necesitarían aprobar la reválida para obtener el título. Pero ahora vuelven a ser actualidad, porque el Gobierno tramitará próximamente en un Consejo de Ministros -se espera que el de mañana o el del próximo viernes- por la vía de urgencia el decreto sobre la titulación de ESO (que no exigirá un 5 de nota media y puede conseguirse con hasta dos suspensos) y además se tramita la orden que regula las pruebas finales de etapa en primaria y secundaria (ambas sin valor académico). Aunque a los 20.500 alumnos gallegos de 4.º de ESO todavía les faltarán las instrucciones gallegas para el examen, hay algunas cosas que ya se van sabiendo a la espera de cambios de última hora:

contenido

Competencias. Al estilo de las pruebas que se han hecho en primaria, el examen no es tanto de asignaturas como de competencias. Serán tres: lingüística, matemática, y social y cívica. Es decir, entrará el temario de las lenguas (castellano, primera lengua extranjera y la gallega, en nuestro caso), el de Matemáticas (para FP o para bachillerato) y el de Geografía e Historia.

Lengua Castellana. Hasta 3,5 puntos son para expresión y comprensión, otros 3,5 para conocimientos de lengua (semántica, sintaxis...) y 3 puntos para literatura, a partir de un texto dado.

Primera lengua extranjera. La comprensión de textos orales y escritos ocupará 6 puntos, mientras que los 4 restantes irán para la producción de textos orales y escritos, aunque no está claro que vaya a haber examen oral.

Lingua Galega. Será la Xunta la que decida el contenido de la prueba, pero posiblemente tenga una distribución similar a la de castellano.

Matemáticas. Sean las matemáticas orientadas a bachillerato o a FP, el examen se divide en cinco partes con el mismo peso, dos puntos cada una: problemas, álgebra, geometría, funciones y estadística.

Geografía e Historia. Aunque no siempre se cumple (en selectividad, Galicia ha optado por limitarse a los siglos XIX y XX, a pesar de la propuesta del ministerio) a nivel nacional estos son los estándares de la ESO: 1,5 puntos para el siglo XVIII en Europa; 3 puntos para las revoluciones liberales y la industrial; 2 puntos para el imperialismo del siglo XIX, la Primera Guerra Mundial y el período de entreguerras; 2 puntos para la Segunda Guerra Mundial y la guerra fría; y 1,5 puntos para la revolución tecnológica y la globalización.

participantes

Censal, voluntaria o muestral. Queda a decisión de las comunidades. Censal obligatoria: todos los alumnos, pero en ningún caso afectará a la nota. Voluntaria: es una de las opciones que se barajan en Galicia, proponerla a todos los colegios pero que el alumno se presente si quiere. Muestral: se elige un grupo lo suficientemente amplio de centros y alumnos para que el resultado sea significativo; el Consejo Escolar del Estado pregunta cuánto es suficiente para que resulte significativo.

Con o sin necesidades de apoyo. También lo deciden las comunidades, aunque el Consejo Escolar del Estado quiere que participen todos los alumnos, adaptando el examen a cada caso para que el informe recoja la realidad de las aulas.

Recién incorporados. Solo quedarán exentos del resultado (no necesariamente de la prueba) los estudiantes que se hayan incorporado en el curso actual al sistema educativo español, pues sí podrían alterar el resultado.

El Consejo Escolar del Estado quiere que los correctores sean funcionarios ajenos al centro

«No tiene sentido que un profesor corrija a los alumnos de un compañero, porque puede sentir que lo está corrigiendo a él». Así explicaba ayer Julio Díaz, presidente de ANPE en Galicia, la enmienda que el sindicato consiguió aprobar en el informe que la comisión permanente del Consejo Escolar del Estado ha hecho de la normativa que regula las reválidas. Para Díaz es importante que la corrección de las pruebas se haga por funcionarios y personal ajeno al centro con el fin de garantizar que los resultado son objetivos.

exámenes

Fechas. En mayo o junio. Cada comunidad decidirá.

Preguntas. Habrá preguntas abiertas, semiabiertas (cortas, de contestación inequívoca) y test (para elegir entre varias propuestas). Las de test nunca pueden ser más del 80 % del examen. Aunque en la norma no se dice el número total de preguntas, el Consejo Escolar del Estado propone un máximo de 15, y que en ningún caso las cuestiones tipo test superen el 50 % del total.

Duración. Cada uno de los exámenes durará 60 minutos. La prueba puede durar hasta cinco días en Galicia.

resultados

Seis niveles, como PISA. Para que el resultado pueda compararse con pruebas como PISA, deberá presentarse dividido en seis niveles, mientras el Consejo Escolar aboga por cinco (insuficiente, suficiente, bien, notable y sobresaliente).

Informe. Las comunidades tendrán que hacer un informe que establezca los diferentes niveles de competencia. Debe ser autonómico aunque podrán hacerlo para cada colegio participante.

Los gallegos, un notable en felicidad, pero en la parte baja de la tabla española

Ayer se presentó el tercer volumen del informe PISA, el relativo a bienestar. En el conjunto de los países, los españoles son ligeramente más felices que el resto (el 7,4 nacional es un 7,3 para la media de la OCDE), pero en España también hay diferencias: del 7,58 de los andaluces al 7,16 de los madrileños. Los gallegos, quintos por la cola con un modesto 7,21. Por lo demás, los españoles sufren menos acoso (un 14 % frente al 19 % de media general), aunque Galicia se acerca con su casi 18 % a los estándares de la OCDE. Otro dato diferenciador: el 70 % de los españoles se sienten mal si no se conectan a Internet, frente al 54 % en la OCDE.

Votación
3 votos
Comentarios