Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El Sergas comenzará el 1 de abril a vacunar a los bebés contra la varicela

La ampliación del calendario de inmunización costará al erario 800.000 euros al año

E. Á.Santiago / La Voz, 11 de febrero de 2016. Actualizado a las 15:30 h. 11

0
0
0
0

La vacuna contra la varicela dejará de ocasionar quebraderos de cabeza a miles de padres de la comunidad. Después de dos años y medio fuera del mercado, acaba de volver a comercializarse en las farmacias españolas. Además, dentro de siete semanas, el Servizo Galego de Saúde (Sergas) comenzará a administrársela a los bebés de manera gratuita. Esta segunda medida, que a la larga costará a las arcas autonómicas unos 800.000 euros anuales, la proyecta aprobar hoy el Consello de la Xunta.

La inclusión del citado medicamento en el calendario de inmunización infantil cuenta con el reciente respaldo de la Comisión Asesora de Enfermidades Inmunoprevibles de Galicia. A su vez, responde a una recomendación emitida el pasado 29 de julio por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Este último foro, que integran representantes de las comunidades y del Ministerio de Sanidad, basó entonces su prescripción en las reivindicaciones elevadas por colectivos de pediatras.

Lo fundamentó también en una evidencia: la retirada de la vacuna de las boticas, decidida en el verano del 2013 por Ana Mato y su equipo, había disparado el número de casos de varicela en el conjunto de España; en el 2014, un 13,2 % y en el 2015, un 8,5 % añadido. Un incremento de infectados que durante el último bienio ha llevado a miles de padres gallegos a desplazarse hasta Portugal para comprar la prevención, en un peregrinaje similar al ocurrido con las inyecciones contra la meningitis B.

Hasta ahora, solo a los 12

Hasta la fecha, el Sergas solamente proporciona este medicamento a los conocidos como «preadolescentes susceptibles aos 12 anos». Es decir, a aquellos chavales que, habiendo alcanzado dicha edad, no han pasado aún la enfermedad o todavía no están vacunados contra ella. Asimismo, se lo facilita a otros grupos de alto riesgo: algunas mujeres fértiles no embarazadas, a ciertos progenitores de niños sin historia de contacto domiciliario previo con el mal, a determinados profesionales sanitarios, a «persoas que pola súa situación clínica teñen alto risco dunha varicela grave ou as súas complicacións» y a unos cuantos trabajadores de guarderías y escuelas.

A partir del 1 de abril, no obstante, la situación cambiará radicalmente. Adicionalmente, ese día la Xunta empezará a aplicar las inyecciones de manera generalizada en su red de centros. La primera dosis se la pondrá a todos los críos cuando cumplan 15 meses y la segunda y última cuando lleguen a los tres años. Sin embargo, de la decisión se beneficiarán nada más que los menores nacidos del 1 de enero del 2015 en adelante.

Esta nueva prestación elevará el gasto global de la Administración autonómica en vacunas, hasta el momento cifrado en 11,7 millones por ejercicio, según datos facilitados ayer por la Consellería de Sanidade. Extender la inmunización contra la varicela le saldrá a las arcas gallegas en el 2016 por unos 300.000 euros extra; en el 2017, por 400.000 aproximadamente; y en el 2018 y posteriores, por 800.000, grosso modo.

15.000 beneficiarios en el 2016

El incremento escalonado de la factura hasta su estabilización se debe a dos factores: al contrario que en el primer trimestre del 2017, de enero a marzo del 2016 el coste será cero para el sistema y la administración de la segunda dosis no comenzará hasta el 2018. Dicho de otro modo, redondeando, el Sergas necesitará para bebés 15.000 inyecciones este año; el próximo, 20.000; y el siguiente, 40.000. No en vano, para atender a la demanda inmediata que supondrá la entrada en vigor de la medida que hoy aprobará el Gabinete Feijoo, Sanidade acaba de adquirir 25.455 vacunas.

Aunque sí la más significativa, no será esta la única variación que se produzca dentro del 2016 en el programa gallego de inmunización. Porque, de aplicación única, la prevención contra el virus del papiloma humano se adelantará de los 14 a los 12 años.

La gripe sube y la última semana se registraron 90 ingresos y tres fallecimientos

La onda epidémica de la gripe sigue subiendo. En la última semana se notificaron noventa nuevos ingresos hospitalarios, con lo que la cifra total asciende a 485 desde que comenzó la temporada. Todavía están hospitalizados 202 enfermos, el 16 % en unidades de cuidados intensivos. El 99 % de los ingresados padecen gripe A (H1N1), la que más circula este año y que comenzó con la pandemia del 2009-2010, a excepción de un caso en el que se confirmó el virus A (H3N2).

Tal y como confirma el Sergas en su informe semanal, el 80 % de los ingresados presentaban factores de riesgo previos. Durante este año han fallecido ya dieciséis personas en la comunidad por causas directamente atribuibles a la gripe, tres de ellas la última semana. En cuanto a las llamadas al 061, se mantienen estables las de los intervalos de edad de 0 a 4 años y de 45 a 64, y suben el resto. Por primera vez este año el virus alcanza el nivel de difusión general por el número de llamadas -antes era local-.

Críticas al Sergas

Mientras la onda epidémica crece, se mantienen las críticas por la respuesta de la Consellería de Sanidade a la situación de saturación de urgencias que viven algunos hospitales gallegos. En Santiago, la CIG denunció en la inspección que el CHUS no puso en marcha los protocolos y medidas de seguridad necesarios para el servicio de urgencias. El sindicato asegura que el hospital mantiene ingresados a pacientes con gripe A y hay otros con sospechas, y no se están tomando las medidas de prevención de contagio suficientes, teniendo en cuenta que hay enfermos inmunodeprimidos o con patologías oncológicas. Lo cierto es que este año la cepa del virus de la gripe que más circula es la A(H1N1), que se caracteriza por afectar a gente en un intervalo de edad no muy elevado. La explicación es que aunque no está constatado científicamente, se cree que los mayores pueden estar inmunizados por un virus similar que circuló en los años 50. En el 2015, por ejemplo, el mayoritario fue el A (H3N2), por lo que se vio afectada la población de mayor edad. El Sergas preveía que el pico llegase a Galicia estos días, similar a lo ocurrido en el 2011-12, mientras que el año pasado se adelantó semanas.

Pequeñas empresas del sector de ambulancias se unen para defender su supervivencia

Catorce pequeñas y medianas empresas del sector de las ambulancias se han unido en una asociación, Transogal, para defender sus intereses y preocupadas por la supervivencia de estas entidades en Galicia. Representan en torno al 30 % del colectivo en la comunidad y dan trabajo a unas 120 personas. Constituyeron la asociación a finales del 2015 porque no se sentían representadas por la Fegam, la Federación Gallega de Ambulancias.

José Antonio Vázquez, presidente de Transogal, asegura que el último concurso de la Xunta, para adjudicar las ambulancias del 061, benefició mayoritariamente a las grandes empresas al establecer condiciones económicas muy a la baja y fijar lotes muy amplios, por lo que las pymes no podían concursar. De hecho, se han presentado contenciosos, aunque los que están resueltos han dado la razón a la Administración sanitaria. Vázquez indicó en la presentación de este nuevo colectivo que aunque desconocen si hay connivencia entre la Fegam y la Xunta, el concurso público del 061 benefició solo a unas pocas empresas y, apuntó, en concreto, a las de la junta directiva.

El presidente de la asociación lamentó que las empresas familiares que pusieron en marcha el 061 en Galicia ahora se queden fuera de este sector, y pide a la Administración «que haga unos contratos públicos con condiciones más realistas», apunta.

Calidad inadecuada

Los empresarios de las ambulancias aseguran que aunque no se está poniendo en riesgo la salud de los pacientes transportados «a calidade non é a axeitada» en aquellas compañías que compiten con precios tan bajos. Antes había en Galicia unas 70 empresas en el sector, pero en el último año se han perdido al menos diez. La asociación asegura que trabaja con cinco líneas de actuación: claridad y legalidad; homogeneización de la normativa; profesionalización del sector; calidad de los servicios; y modernización de los mismos.

Entre 10 y 20 vehículos

El perfil de las 14 empresas que han constituido Transogal es el de una entidad familiar, con entre diez y veinte vehículos y un número similar de trabajadores. Los empresarios se han reunido ya con los responsables de la Consellería de Sanidade y el 061 para presentar su entidad, y confían en que se incremente la colaboración con el sector público.

Publicidad

Comentarios 3