Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Siete años de inhabilitación para el concejal grovense Fredi Bea por archivar la multa de tráfico de un amigo

La sentencia absuelve al edil y portavoz del Partido Galeguista Demócrata de un delito de tráfico de influencias, como ya había solicitado el fiscal

o grove / la voz, 31 de diciembre de 2015. Actualizado a las 13:13 h. 18

0
0
0
0

El concejal grovense Alfredo Bea ha sido condenado a siete años de inhabilitación como responsable de un presunto delito de prevaricación. Así lo entiende el magistrado del Juzgado de lo Penal número 1 de Pontevedra, que considera que el edil y portavoz del Partido Galeguista Demócrata utilizó el cargo de concejal de Seguridad Ciudadana que ostentaba en el año 2012 para que se archivase la multa de un amigo suyo que, a la sazón, iba también en las listas de su partido. La sentencia, en cambio, absuelve a Bea de un delito de tráfico de influencias, como ya había solicitado el fiscal.

Los hechos que se juzgaron a finales de noviembre se remontan al 19 de enero del 2012. Ese día, el varias veces medallista Fredi Bea, en sus funciones como edil de Tráfico, Protección Civil y Seguridad Ciudadana de O Grove, solicitó a Henrique Escalante, también del Partido Galeguista Demócrata, unos documentos relacionados con las playas. Escalante fue a la sede de Protección Civil y dejó el coche aparcado en un lugar reservado para los taxis, por lo que un agente de la Policía Local le interpuso una sanción de 200 euros. Tal y como recoge el escrito judicial, Escalante se lo comunicó a Bea, y este redactó un escrito en el que ponía que la infracción «foi motivada por unha orde miña debido á asistencia a unha reunión de Protección Civil». El agente tuvo en cuenta estas alegaciones, pero el magistrado cree que lo hizo «interpretando que es una orden de su superior y para evitar represalias». La tramitación terminó «con el dictado por parte del concejal de una resolución de archivo del expediente que produjo beneficio económico al señor Escalante, pues se ahorró el abono de una sanción de 200 euros». Además de la condena a Bea por prevaricación, a Henrique Escalante se le condena por tráfico de influencias a un año, tres meses y un día de prisión y al pago de una multa de 300 euros.

El edil se siente «indignado» y piensa recurrir la resolución judicial. Sostiene que es inocente y que el proceso se debe a «unha caza de bruxas» de la que, a su entender, también es víctima Escalante, penado con prisión. En tanto la sentencia no sea firme, no tendrá que dejar su acta.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0