El Tribunal de Cuentas dice que el Plan E de Zapatero no sirvió para crear empleo

El presidente del organismo afirma que los ayuntamientos no priorizaron la creación de puestos de trabajo en los proyectos

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL), conocido como el Plan E, que puso en marcha el Gobierno de Zapatero con el objetivo de crear puestos de trabajo, no sirvió para generar empleo. Esa es la principal conclusión que se extrae del informe sobre el plan, dotado con 8.000 millones de euros, que ayer presentó en el Congreso el presidente del Tribual de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda. El motivo del fracaso es, según el informe, que «el criterio de la contratación de trabajadores no fue utilizado por las entidades locales con carácter general como elemento decisorio para la selección de proyectos».

El tribunal, detecta además numerosas irregularidades, como la de que «la mayoría de las entidades locales no establecieron criterios para la presentación de proyectos» ni precisaran las necesidades municipales enumeradas por orden de prelación. Las entidades locales, especialmente las de mayor población, «destinaron la financiación del FEIL a ejecutar proyectos de inversión cuya ejecución ya había sido prevista con anterioridad, pero que aún no se había llevado a cabo fundamentalmente por falta de recursos», señaló Álvarez de Miranda. En consecuencia, «no se garantizó que las inversiones propuestas cumplieran los requisitos de que fueran obras nuevas, necesarias para la entidad local, y especialmente generadoras de empleo». El tribunal cuestiona también por breve el plazo de 54 días establecido para elaborar las propuestas, algo que supuso una «limitación» para la «adecuada planificación».

El PSOE pide un nuevo plan igual

El diputado del PSOE Gaspar Zarrías defendió el «programa ambicioso» del anterior Gobierno puesto en marcha, según dijo, «en un momento singular y excepcional», dada la escasez en ese momento de inversión privada en la economía. Auguró además que «este Gobierno o el Gobierno socialista que salga en 2015 tendrá que poner en marcha otro plan de estas características» porque, a su juicio, «con las políticas de austeridad por la austeridad vamos directamente al hoyo».

El portavoz del PP, Eloy Suárez, descalificó sin embargo el Plan E del anterior Gobierno como una «ocurrencia» de 8.000 millones de euros «que no teníamos y que tienen que pagar las generaciones futuras». Retomando el argumento de la herencia del PSOE esgrimido por Rajoy el pasado lunes, Suárez aseguró que este plan es parte de la «herencia socialista envenenada» que «nos impide apostar por más política social».

Pese a las irregularidades detectadas, Álvarez de Miranda explicó que el informe no incluye recomendaciones «dado el carácter excepcional y no recurrente del fondo», de aplicación en el 2009, 2010 y 2011.

Ramón Álvarez de MIranda, ayer en el Congreso. Chema Moya Efe