Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Educación establece entre 22 y 26 días de vacaciones para el profesorado

Elimina el permiso de 3 días sin tener que pedir una baja por enfermedad

Santiago / La Voz, 04 de enero de 2016. Actualizado a las 21:34 h. 9

0
0
0
0

La primera mesa sectorial de Educación de este curso 2015-2016 se presume larga y tensa. Porque la Xunta llevará a la misma un proyecto de orden que no ha sido bien recibido entre los representantes de los profesores: la que regula los permisos, licencias y vacaciones de este colectivo. La primera novedad es que por primera vez aparece en esta norma el artículo 28, en el que se regulan en días concretos sus vacaciones. Son como mínimo 22 días hábiles, que irán aumentando en función de la antigüedad del personal, hasta los 26 para los que tienen 30 o más años de servicio. Y estas vacaciones se cogerán en períodos no lectivos y preferentemente en agosto.

Lo que pretende la Administración es dejar claro con esto que julio en principio es un mes laboral, aunque los colegios e institutos suelen estar bajo mínimos, fundamentalmente con el personal de los equipos directivos y el de administración en el caso de haberlo. De ahí que en este mismo capítulo se especifique que en caso de que alguien haya estado de baja, permiso por parto, lactancia o por riesgo durante el embarazo, y tenga derecho a recuperar sus períodos de vacaciones, se presumirá que ya lo estuvo en julio y agosto, salvo que la dirección «certifique os días concretos nos que estivo prestando servizos no centro».

Este es quizás el capítulo que más ha indignado a los sindicatos. Julia Díaz, de ANPE, califica el documento de «persecución ao profesorado, no que se plasman todos os recortes que levamos sufrido durante a crise».

No es que los profesores no tuviesen unas vacaciones reguladas, recogidas por ley, pero no estaban definidas en ninguna orden de la Consellería, como sucede con otros trabajadores públicos, «nós non tiñamos nada de 20 nin 23 días, como tampouco temos canosos nin ese tipo de días. So catro moscosos, dous lectivos e dous non», explica Díaz. El sindicato ya avisa que no negociará ningún documento más desfavorable para los profesores que el debatido en abril y recuerda que si había profesores que cometían algún tipo de irregularidad con las vacaciones «a inspección ten que funcionar, pero non pagar xustos por pecadores».

También se regula la eliminación del famoso permiso de tres días que tenían los docentes en caso de tener una enfermedad leve. Los profesores solo tenían que presentar el justificante médico, pero no la baja, con lo que su salario no se veía resentido. Ahora el justificante solo valdrá para el día de la visita al médico, y si faltan más días se contabilizarán dentro de los cuatro días de libre disposición a los que tienen derechos los profesores.

Aunque el análisis de los sindicatos es negativo, la norma recoge otras novedades positivas, como la ampliación de la baja de maternidad hasta las dieciocho semanas o el derecho de los docentes que son padres a acudir a las tutorías de sus hijos menores.

Educación alega que el borrador actualiza toda la normativa sobre permisos y vacaciones que había, ya que la última norma es del 2008, por lo que refunde en un solo texto todo lo referido a más de 20 tipos de permisos.

La Xunta adapta a las sentencias el concurso de traslados, que se abre a docentes de fuera de Galicia

El último concurso de traslados de los profesores gallegos se celebró en el 2014. Lo que siempre había sido un proceso ordinario y sin apenas difusión mediática se convirtió en un conflictivo proceso que llegó hasta el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. ¿El motivo? Un cambio en el baremo que por primera vez puntuó los años trabajados en situación de interinidad. No solo cobraron importancia estos años sino que se puntuaban en varios apartados, lo que provocó numerosos recursos judiciales.

Después de que un juzgado compostelano diese la razón a los profesores que recurrieron el nuevo baremo, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia revocó esta decisión y amparó los cambios de la Xunta. Finalmente, un nuevo fallo también del TSXG devolvió parcialmente la razón a los docentes, eliminando uno de los apartados en los que se puntuaba la antigüedad en situación de interinidad, ya que de baremarla «estariamos ante unha duplicidade de valoración de idénticos servizos».

La Consellería de Educación ha elaborado el borrador de la orden del nuevo concurso de traslados del 2016, que llevará a la mesa sectorial el próximo mes de enero. En él ya se acata esta última sentencia, eliminando este apartado de la puntuación, y manteniendo los otros. Otro cambio en relación a los concursos autonómicos es que este año, si reúnen los requisitos necesarios, podrán presentarse profesores que tengan plaza en otra comunidad y quieran venir a Galicia.

En el 2015 no hubo

Esta medida de ampliar el concurso a otras comunidades de forma provisional este año tiene su lógica. Los concursos de traslados de profesores se organizan un año a nivel autonómico -los docentes se mueven en la comunidad-, y al siguiente entre autonomías. En el 2015, como el proceso estaba pendientes de resoluciones judiciales, Educación decidió no sacar plazas para el estatal, con lo que hubo docentes que estaban en Galicia y pudieron ir a otras comunidades, pero no al revés. De ahí que este año la Xunta abra el proceso gallego a los docentes que quieran obtener plaza en la comunidad.

El cambio en el baremo del concurso provocó muchas críticas entre los profesores por la puntuación concedida a los años trabajados antes de ser funcionario de carrera. Y tampoco la resolución de las sentencias convenció, porque la Xunta no rebaremó a todos los docentes que participaron en el concurso, sino que solo aplicó el fallo a aquellos que habían recurrido. Desde el sindicato reclaman a la Xunta que la norma tenga «claridade xurídica total», para que de lugar a situaciones como la del 2014.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 10