La exportación gallega a Cuba alcanza la cifra más alta de la última década

Desde el año 2009, las ventas de Galicia a la isla caribeña han crecido un 244 %

Relación comercial entre Galicia y Cuba.$pieImg Relación comercial entre Galicia y Cuba

santiago / la voz 15/05/2017 10:40 h

El año 2014 quedará marcado en la historia por el restablecimiento de relaciones comerciales entre Estados Unidos y Cuba después de medio siglo. Y la isla caribeña se ha convertido en uno de los principales mercados en los que Galicia quiere aumentar su presencia comercial e inversora. Las empresas gallegas vendieron el pasado año productos a Cuba por valor de 31,7 millones de euros, la cifra más alta de la última década y casi un 5 % más que en el ejercicio anterior, según los últimos datos del Ministerio de Economía. En el 2009, justo al iniciarse la crisis, las exportaciones sumaban apenas 9,2 millones, y siete años después esta cifra es tres veces mayor. Es decir, se ha incrementado un 244 %. De todo lo comercializado por Galicia en el extranjero, Cuba apenas supone el 0,16 % del total, pero es un mercado con un amplio potencial de crecimiento. 

Mercado potencial

El pasado año colocaron sus productos en la isla 150 empresas gallegas, de las que 36 son exportadoras regulares; es decir, que han vendido allí de forma habitual en los últimos cuatro años. Por productos colocados en la isla, los más representativos son automóviles (4 millones de euros), pescados congelados (3), filetes y productos de pescado (2,3), equipos de climatización (1,4), equipos y componentes (1,1), material eléctrico (1) y ortopedia (0,4).

Desde la Xunta sostienen que la colaboración económica con la isla puede ser muy beneficiosa para algunos sectores. Es el caso, por ejemplo, de las energías renovables, la pesca, la construcción naval, la biotecnología, las investigación médica o la industria agroalimentaria. Sin embargo, no todo son luces en el horizonte. Primero, por la competencia de otras grandes potencias, como Estados Unidos y China. Y en segundo lugar, por los problemas económicos. «Cuba es un mercado interesante pero hace falta cambiar las reglas del juego, hay que ofrecer más garantías a los inversores y los exportadores, porque esto solo ocurre cuando compran bienes que son imprescindibles para ellos», advierte Enrique Costa, de Erma, una empresa del sector de la automoción con sede en Vigo y que ha estado exportando a la isla. Esta es una queja constante en las empresas gallegas consultadas: hay dificultades para asegurarse los cobros porque es un país de riesgo bancario y financiero.

Nor Rubber, una compañía de Tui que se dedica manufacturados derivados del caucho, tenía en Cuba un interesante mercado por el consumo de banda transportadora de caucho en las minas de níquel, que son de las más importantes del mundo. Las instalaciones de las empresas cubanas Ernesto Che Guevara, en Moa, y Rene Ramos Latour, en Nícaro, han venido sufriendo un desgaste que se compensaba con lo comercializado por la empresa gallega. Así fue durante 15 años. Pero de un tiempo a esta parte todo ha cambiado.

«Nor Rubber ha estado exportando todos estos años banda transportadora a Cuba por medio de su filial Intervenispa, pero las firmas chinas han entrado en el mercado con sistemas de venta imposibles para ningún fabricante europeo, y eso ha hecho que desde hace dos años nos sea imposible vender en esa parte del mundo», explican desde la compañía.

La clave de contar con una empresa en origen

Grupo Copo es otra de las empresas con intereses en la isla: posee el 50 % de la empresa cubana Dujo Copo, una sociedad mixta participada al 100 % por el Ministerio de Industria cubano. Esta compañía se constituyó en 1998 como empresa dedicada a la fabricación y comercialización de diversos artículos hechos de espuma flexible (colchones, almohadas, láminas, piezas, bloques y rollos de espuma) y en el 2010 amplió su objeto social para poder fabricar y comercializar fundas para almohadas, colchones y otras aplicaciones. La empresa participa de esta compañía como socio extranjero en Cuba mediante la firma de una concesión. Actualmente se está negociando su renovación y ampliación por un período de otros 15 años.

«Nuestro interés pasa por renovar la concesión y promover modernización de esta compañía se base en las expectativas de crecimiento del mercado interno y las exportaciones para una gama de productos que se verá ampliada y mejorada tras las inversiones que serán realizadas en los próximos años», explican desde Copo. 

Otros países

Más allá de la evolución con Cuba, el 2016 ha cerrado con buenas noticias para el sector exterior gallego. No solo se batió un récord exportador, al superarse la barrera de los 20.000 millones, sino que la comunidad avanzó en un aspecto clave: la diversificación.

La cifra de empresas que vendieron productos en las llamadas economías emergentes -es decir, Brasil, India, China y Rusia, los BRIC- se situó en 756, lo que supone un crecimiento interanual del 6,2 %, porcentaje muy superior al 1,4 % registrado en el conjunto de la economía española.

Los datos del Ministerio de Economía muestran que las ventas a esos destinos sumaron el pasado año 421 millones de euros, lo que supone un crecimiento de casi el 2 %, también por encima de la media española (un punto, en este caso).

Votación
2 votos
Comentarios