Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

La inspección laboral impone 15,6 millones en multas a empresas gallegas

El plan conjunto de Xunta y Trabajo detectó el año pasado 4.167 infracciones laborales

redacción / la Voz, 04 de febrero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 5

0
0
0
0

El plan conjunto de inspección laboral impulsado por la Xunta -a través de la Consellería de Emprego- y la Inspección de Trabajo aumentó el año pasado la presión contra el fraude laboral, con más de 82.000 actuaciones en empresas gallegas para comprobar el cumplimiento de la normativa en materia de seguridad y salud, relaciones laborales, extranjería y Seguridad Social. Pero, a pesar de que la cifra de comprobaciones superó las realizadas en el 2014, el número de actas de infracción levantadas se redujo en un 8 % y, en consecuencia, cayó también el importe de las sanciones impuestas.

En total, el año pasado se detectaron 4.167 incumplimientos, 359 menos que en los doce meses anteriores. Irregularidades que acarrearán a dichas empresas multas por valor de 15,6 millones de euros, frente a los 16,9 millones de los correctivos aplicados en el ejercicio anterior.

La mayoría de las actuaciones de comprobación, y también de las infracciones, se producen en materia de Seguridad Social, especialmente en lo relativo a las cotizaciones. En este capítulo se enmarcan casi dos tercios de los incumplimientos detectados en las empresas gallegas, que motivaron 2.660 sanciones -aunque solo el 5,7 % de las inspecciones acabaron en multa-, por un importe conjunto de 10,1 millones.

El otro foco de las autoridades laborales está puesto en las condiciones de trabajo. Sobre las relacionadas con la normativa de seguridad laboral y salud se realizaron más de 22.500 comprobaciones, de las que 564 acabaron con el levantamiento de otras tantas actas de infracciones, que llevaron aparejadas sanciones por 2,7 millones de euros. A esta cantidad hay que sumar otros 1,4 millones por las 627 multas del epígrafe de relaciones laborales.

En estos dos últimos apartados, la potestad para sancionar corresponde a la Xunta, mientras que la Inspección de Trabajo tiene competencia en materia de Seguridad Social y economía irregular y extranjería. En este capítulo se detectaron otras 86 infracciones que acarrearon multas por importe de más de 745.600 euros. Por último, los 605.000 euros restantes hasta completar el total se impusieron tras desestimar los inspectores las alegaciones presentadas por las empresas sancionadas.

El de inspección laboral no es el único plan de control conjunto entre la Xunta y la Inspección de Trabajo, que colaboran desde hace años mano a mano para aflorar empleo sumergido o para reducir el fraude en los expedientes de regulación de empleo. Durante el año pasado, las autoridades pusieron el foco en la detección de falsos contratos a tiempo parcial que, en realidad, enmascaran jornadas completas y suponen un quebranto tanto para los trabajadores afectados como para el erario.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0