Una tasa verde sobre carburantes financiará las primas a renovables

Industria prepara el nuevo impuesto, junto con la subida de la luz en abril

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El Gobierno prepara un nuevo impuesto específico sobre los carburantes, denominado céntimo verde, que grabará el consumo para financiar el coste de las energías renovables en las instalaciones que están en funcionamiento, que este año superará los 7.000 millones de euros.

Fuentes del sector eléctrico conocedoras del proyecto aseguran que la medida permitirá que la CNE (Comisión Nacional de la Energía) pueda recaudar del petróleo los ingresos correspondientes al régimen especial (renovables y cogeneración) para su posterior reparto, evitando así que el cobro de los productores de tecnologías limpias tenga que depender de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

Según esta propuesta, que cuenta con el respaldo de las eléctricas, se tendría que producir un incremento de los precios de la gasolina y el gasoil de al menos un 1 céntimo por litro, que también se hará extensivo a la bombona de butano y a la tarifa de último recurso de gas.

Unesa, la patronal eléctrica que agrupa a las grandes firmas del sector (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, HC Energía y E.On España) incluye la petición del céntimo verde en el paquete de medidas que presentará este próximo viernes a la CNE para reducir el déficit de tarifa, que asciende a 24.000 millones de euros.

Al margen de esta medida queda la financiación de instalaciones en proyecto, como al plan eólico gallego, para el que la Xunta ha pedido un tratamiento espacial que condicione las primas a su rentabilidad.

Además de esta tasa, las eléctricas insisten en la necesidad de incrementar el recibo de la luz, algo que el Gobierno tiene sobre la mesa y que podría hacer efectivo a partir del próximo mes de abril, tal y como ha dejado caer el ministro de Industria, José Manuel Soria, sin avanzar porcentajes de incremento. Unesa ve además otra vía de recaudación a través del porcentaje adicional que se aplicaba hasta el año 2009 en los consumos superiores a la media a través de un concepto de progresividad, por el que a mayor consumo mayor tarifa para concienciar sobre la eficiencia energética.

Mientras Industria perfila su plan para reducir la deuda con el sector eléctrico, el ministro Soria compareció ayer en el Senado para defender la supresión de los incentivos económicos para las energías renovables. El titular de Industria aseguró que el real decretó aprobado hace una semana por el Gobierno no frena la instalación de plantas de este tipo e insistió en que el Ejecutivo garantiza un apoyo «claro e inequívoco» al sector. «En España la demanda punta es menos de la mitad de la potencia instalada, lo que hace que carezca de sentido aumentar la capacidad eléctrica instalada y sobre todo hacerlo en aquellas fuentes que reciben primas», dijo.