segunda división

El Guadalajara, descendido en los despachos a Segunda B

La LFP rebaja al equipo manchego por irregularidades en el proceso de ampliación de capital

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha determinado el descenso administrativo del Guadalajara a Segunda división B, por irregularidades en el proceso de ampliación de capital de la entidad el año pasado, confirmaron fuentes de la patronal de clubes.

Esta situación permite a Huesca, Murcia y Racing de Santander albergar esperanzas de mantener la categoría a falta de la última jornada, que se jugará el próximo sábado día 8. La LFP abrió un expediente al Guadalajara por posibles irregularidades en el citado proceso, a la vez que interpuso una querella contra su presidente, Germán Retuerta, por presuntos delitos de estafa, apropiación indebida y administración desleal en el mismo, pendiente aún de sentencia.

El Guadalajara ha anunciado que presentará reclamación contra la decisión adoptada por el Comité de Disciplina Social dentro de la propia LFP y acudir posteriormente al Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD). El presidente Germán Retuerta ha anunciado que «si la LFP quiere guerra, la va a tener, por las vías administrativa, judicial y, sobre todo, que se prepare por la vía social» porque, ha dicho, «ahora es el momento de aliarnos todos juntos haciendo un frente común».

La decisión del descenso del Guadalajara se produce tras una investigación iniciada en noviembre del 2012 y después de que la LFP interpusiera el pasado 8 de febrero del 2013 una querella contra el presidente del club por «estafa, apropiación indebida y administración desleal», en la ampliación de capital en el verano del 2012. Asimismo, procedió a abrir al club alcarreño un expediente administrativo, que concluía con la amenaza del descenso y la pérdida de categoría.

Retuerta ha lamentado: «Sufrimos un atentado cada vez que hablan», y ha manifestado su malestar por la decisión de la LFP de descender al Guadalajara, que ha considerado una «provocación» teniendo en cuenta, ha dicho, que todavía no ha terminado el campeonato. «Sólo intentan confundir, pero se están pasando», ha dicho Retuerta, que ha remarcado que «el Guadalajara lleva todas sus cuentas al día, está al corriente de pago e incluso podría concluir la presente campaña con superávit».

«La Liga suelta hoy el bombazo porque ayer mismo les dijimos que había que proceder a instalar los tornos y otros elementos inherentes a la competición en División de Plata», ha indicado Retuerta, quien ha afirmado tener una «absoluta tranquilidad» y saber los pasos que hay que dar. En ese sentido, ha señalado que está dispuesto a llegar a los tribunales y que sea el juez el que decida.