Capacidad competitiva


Hay muchos rasgos que definen la figura deportiva de David Gómez. Destaca sobre los demás es su capacidad competitiva, su afán de superación, en especial en los instantes limites. Dotado de unas prodigiosas capacidades físicas, se sobrepone con entereza a la adversidad, desplegando un torrente de energía en cada una de las pruebas que integran el decatlón.

La gran plasticidad de su talento deportivo le permitió ubicarse con gran éxito en las pruebas combinadas, ya desde muy joven. Hubiera podido ser un excelente velocista, un magnifico vallista, un destacado saltador o un portentoso lanzador. Pero quiso saborear todas las disciplinas y nutrirse de la complejidad técnica de cada una de las mismas. Asumió el reto mas difícil.

Su participación en dos citas olímpicas y su medalla de plata en el mundial júnior reflejan su brillantez internacional. Pero, a veces por lesiones deportivas y otras por circunstancias diversas, todavía no ha tocado cumbre. Sigue escalando mirando a lo mas alto.

Este fin de semana tuvo una actuación memorable, en Balaídos, el recinto en el que se formo como deportista. Con la experiencia adquirida durante décadas, y si es capaz de mantener este nivel de concentración y motivación, que afloran con gran disciplina ante la llamada olímpica, seguirá proporcionando grandes satisfacciones al atletismo gallego y español. Ayer consiguió, al margen de su segunda mejor actuación en toda su historia, hacer afición e ilusionar a un publico que vibró con sus actuaciones.

Votación
6 votos