Volver

Robbie Williams Drogas, acoso, trastornos mentales... Cómo sobrevivir a 30 años de éxito y fama

Alcohol, drogas, acoso, trastornos mentales y amenazas de muerte. Eso le ha supuesto el éxito. Lo cuenta el cantante en un documental con sinceras confesiones.

Por Fátima Uribarri

Viernes, 24 de Noviembre 2023

Tiempo de lectura: 5 min

No se sale indemne de la fama. Antes o después caes en una enfermedad mental». Lo asegura con tranquila rotundidad Robbie Williams en el documental de cuatro capítulos y más de tres horas de duración que le dedica Netflix. El cantante, que conoció el éxito a los 16 años como componente del grupo Take That, desvela las dolencias, problemas, inseguridades y adicciones que lo han acompañado en su carrera musical: dispraxia, dismorfia corporal, déficit de atención, trastorno de estrés postraumático, adicciones, depresión...

El documental recoge imágenes inéditas del cantante, rodadas entre bambalinas durante 30 años. Aparece por ejemplo retirado en Jamaica componiendo y reconociendo que se siente como un adolescente. Y aparece también torturado por el estrés. Porque la tensión de las giras, los conciertos, el acoso de las fans, era insufrible: «Yo era un saco de nervios», dice. Lo eran todos los miembros de Take That. También los demás padecieron las secuelas de aquellos años locos de éxito estratosférico.

Todos los de Take That quedaron tocados

«Sería interesante hacer un documental sobre boy band's y 'girl bands. Sobre lo que ocurre en realidad. Porque si tomamos Take That como ejemplo –y todos los chicos lo han mencionado públicamente, así que no estoy violando la intimidad de nadie–, tenemos a Gaz [Gary Barlow], que se volvió bulímico y agorafóbico y no salía de casa, que olvidó cómo componer canciones y dormía bajo su piano. Tienes a Howard, que se planteó el suicidio. Tienes a Mark, que terminó en rehabilitación. Tienes a Jason, que desapareció. Y luego me tienes a mí. Es un caso de estudio: hay algo que se solidifica y se calcifica en esos años  que causa la enfermedad mental. Son cinco de cinco», cuenta Robbie Williams.

alternative text
Demasiado.A los 16 años formó parte de Take That. «Fue demasiado y demasiado pronto», dice Williams en el documental con imágenes inéditas de tres décadas de su vida.| Getty Images.

Eran cinco adolescentes sometidos a una enorme presión. A Robbie, que en los conciertos aparentaba una seguridad apabullante, le aterraban las actuaciones en directo. A veces lo acribillaban a esteroides para que pudiera subirse al escenario.

Robbie Williams hace sinceras confesiones en el documental.  Se muestra maduro, sereno (lleva 20 años sobrio) y entona algún mea culpa también. Se arrepiente, por ejemplo, de haber fardado de sus conquistas amorosas de una manera zafia. Lo dice él: «En una gira, antes de cantar la canción Back for good,  se me ocurrió decir: ‘He tenido la suerte de estar en Take That y en cuatro de las cinco Spice Girls’. Así fue como presenté la canción, era una broma pero se me fue de las manos».

Después Mel B declaró que la única Spice Girl que no estuvo con él fue ella.

Robbie Williams pide disculpas por haberse pavoneado de aquello. «Es injusto por las chicas. Todos somos mayores ahora y tenemos niños. Ya no tiene gracia», añade.

A Robbie, que en los conciertos aparentaba una seguridad apabullante, le aterraban las actuaciones en directo. A veces lo acribillaban a esteroides para que pudiera subirse al escenario

Con Geri Halliwell mantuvo una relación de la que guarda un bonito recuerdo. Ahora cuenta que rompió él y que fue una equivocación. «Nuestra relación comienza cuando estoy en Alcohólicos Anónimos. Te dicen que no inicies una relación durante el primer año, y lo entiendo, ni siquiera puedes cuidar un cactus, y mucho menos a otra persona. Pero estar con ella era muy muy fácil, era una locura. Realmente nos llevábamos muy bien», explica en el documental.

Según Robbie Williams la culpa la tuvo la prensa. Hace unas reflexiones muy duras sobre la presión mediática, sobre cómo los medios arremetían contra ellos. La prensa era cruel con los cantantes y dice Williams que ese trato era inmerecido: «No éramos criminales».

Cuando salía con Geri Halliwell los perseguían a todas partes. Los encontraban siempre. «Donde quiera que íbamos, los paparazzi estaban allí antes de que llegáramos. Los momentos personales muy privados se convirtieron en propiedad pública. Y no podíamos entender cómo podía estar pasando esto», explica el cantante. Uno de ellos le contó que era Geri Halliwell quien les informaba de sus planes. «Ahora no creo que eso sea cierto ni por un segundo, pero en ese momento sí lo creí», confiesa Robbie Williams. Por eso rompió con ella.

alternative text
Su romance con las Spice girls.En un consierto se pavoneó de haberse acostado con cuatro de las cinco cantantes del grupo Spice girls. Con Geri Halliwell, una de ellas, mantuvo una relación larga. Rompió él y se arrepiente de haberlo hecho.

Otra situación muy dolorosa la provocaron el  acoso y las amenazas de muerte. El cantante desvela que incluso hubo disparos de bala en las ventanas de su casa. Williams ha necesitado rehabilitación, ha estado obeso... Pero ahora disfruta de una etapa de sobria felicidad con su mujer, la actriz estadounidense Ayda Field, y sus cuatro hijos.

'Me acostaba con mi camella'

Se conocieron a través de un amigo común. Ella ha sido fundamental en la redención vital de Robbie y eso que los inicios de su relación no fueron ni fáciles ni convencionales: «Vino a mi casa después de  una fiesta. Justo me había despedido de mi camella, con la que me acostaba por esa época», cuenta el cantante.

La pareja comparte confidencias en el documental. Reconocen, por ejemplo,  que se separaron mientras Williams estaba en rehabilitación. Lo hicieron para que él se concentrara  en su recuperación. «Me dijo: 'No puedo estar en una relación y tengo que mejorarme, tengo que romper contigo'. Lo entendí. Recuerdo que pensé: 'Sólo quiero que te mejores, lo que tengas que hacer', y me quedé tan cabizbaja. Era mi alma gemela y se había ido», explica Ayda Field.

Cuando Robbie Williams salió del centro de rehabilitación  se fueron juntos a Marruecos, donde reavivaron su romance. Se casaron en 2010 y tuvieron cuatro hijos: Theodora Teddy Rose, Charlton Charlie Valentine, Colette Coco Josephine, y  Beau Benedict.

alternative text
Comido por los celos.Robbie Williams confiesa que estaba muy celoso de Gary Barlow, uno de los componentes de Take That. Se fue del grupo porque no lo soportaba y quiso vengarse triunfando por sí mismo.

Williams hace examen de conciencia y admite también que su ruptura con Take That se debió a los celos. No podía soportar el liderazgo de Gary Barlow. Se lo cuenta a su hija Teddy, de 11 años, en el documental: «Barlow lo tenía todo y yo quería  hacérselo pagar. Era vengativo. Estaba celoso, resentido», confiesa.

No se llevaban bien. Ahora Williams lamenta su comportamiento despectivo hacia su compañero de Take That: «Siento haber tratado así a Gary», dice.

Tras dejar el grupo le costó encontrar su sitio. Su carrera se iba a pique, cuenta.  «Estaban a punto de despedirme, pero guardaba algo especial», dice. Se trataba de Angels, el tema que lo catapultaría a la fama internacional. Asegura que no sabe qué tiene de especial esta canción. Pero algo tiene. Todavía es su single mejor vendido.

Ahora Robbie Williams, con 49 años y menos kilos, gracias a la ayuda de Ozempic (se lo contó a Caitlin Moran en una larga entrevista en The Times) disfruta de una etapa saludable, familiar y muy activa. Tiene varios proyectos, entre ellos abrir una universidad del entretenimiento y va a interpretarse a sí mismo en el biopic Better man. Es otro.

MÁS DE XLSEMANAL
Recetas de Martín Berasategui

'Panna cotta' de vainilla y anís estrellado

Dorothy M. Johnson

La mujer que creó el Salvaje Oeste

Escuela Superior de Música Reina Sofía

¡Silencio! Aquí se fabrican genios