Secciones

Tu edición

Pídete medio gin-tonic

NOS VAMOS DE (MEDIAS) COPAS El gin-tonic, el vodka y el mojito se sirven sin llenar el vaso. Si eres de los que siempre lo ven lleno, será un buen trago. «No es una tendencia, es el reflejo de un cambio de la noche al día». ¿Catamos?

La Voz de Galicia

Que la tendencia iba a llegar nadie lo dudaba. Que se va a consolidar, es cuestión de tiempo. Y es que muchas son las bondades que el formato de copa corta tiene para el consumidor ávido de abrir el apetito, de refrescar el gaznate a media tarde o, sencillamente, de compartir charla y trago diurno sin el riesgo de reventar ni el alcoholímetro ni el bolsillo.

Cuentan que en las grandes urbes cosmopolitas, donde las tendencias y los influencers causan inmediatos estragos, el concepto de media copa se ha asociado al de afterwork, absurdo e innecesario anglicismo que viene a significar el salir a tomar unos vinos o una caña después de trabajar como aquí se fixo toda a vida. Pero sí que es cierto, y así lo constatan los propios hosteleros, que también de día hay vida más allá de la taberna. Y es en esos espacios y en ese tiempo donde el medio combinado o el cóctel corto ha ganado en aceptación. A las pruebas nos remitimos.

COMO DE LA NOCHE AL DÍA

Teads fallback - Discover inRead by Teads!

«Si hace dos años alguien me pide un medio gin-tonic lo miraría como a un extraterrestre. Hoy cada vez es más frecuente», corrobora Martín Vázquez, hostelero curtido, y bien curtido, en la noche vilagarciana. «No es solo una cuestión de tendencias», añade. Es el reflejo de un cambio que va mucho más allá. «Hay toda una generación que está cambiando la noche por el día y no por ello tienen que renunciar a sus pequeños placeres, como tomarse una copa». Un trago entero a determinadas horas puede hacerse pesado o demasiado alcohólico «así que se decantan por el medio trago, la solución perfecta».

Los hábitos mudan y la oferta de la hostelería necesariamente ha de adaptarse a ellos. Se imponen los conciertos de mediodía o las copas después de comer, a media tarde o ya entrados en el atardecer. Y ahí es donde entra en juego la copa corta.

En el caso del Diurno, no necesariamente asociada al afterwork. «Aquí la mayoría de las jornadas laborales aún son partidas, así que los clientes de media copa suelen llegar de mitad de la tarde en adelante», explica Martín Vázquez. Suele tratarse de gente que cambia la recurrente pero saciante cerveza por un trago igual o más refrescante pero de más fácil digestión. La cuestión, bromea el hostelero vilagarciano, es que casi nunca se toman uno solo. «Entra tan bien, es tan fresco y tan intenso que casi siempre acaban repitiendo». Pero, evidentemente no es lo mismo repetir medio gin-tonic que uno entero. Que también pasa. A fin de cuentas un medio gin-tonic no deja de ser, en palabras del propietario del Diurno, «un refresco tonificado con un poco de alcohol».

Aunque el Diurno sitúa su horario de cierre a la una y media de la madrugada la media copa la sirven solo hasta las 22 horas. El formato se puede adaptar a cualquiera de los combinados imaginables. Pero el rey absoluto sigue siendo el gin-tonic. «Más del 90 por ciento de las medias copas que servimos son gin-tonics», acredita Martín Vázquez. Eso sí, en su preparación se pone exactamente el mismo mimo y los mismos ingredientes (en medias dosis, claro) que en una copa larga. En el Diurno el precio de un medio gin-tonic con una ginebra estándar es de 3,50 euros. Por un medio combinado premium se cobra 4,50 o 5 euros, en función del destilado y de la tónica escogida.

GRANDES COPAS PEQUEÑAS

En Vilagarcía puede que aún no, pero si tienes un local cerca de la sede administrativa de la Xunta en Santiago eso del afterwork sí que lo notas. Lo saben bien los responsables de la coctelería TS A Casa, ubicada desde hace poco más de un año en la rúa San Pedro. «Quienes salen un poco más tarde de lo habitual sí que hacen una parada antes de irse a casa», comenta Marco Medeiros. Y en esa parada de socialización donde la media copa o el cóctel corto se confirma como el acompañante perfecto. «De martes a viernes es muy habitual que nos lo pida ese tipo de clientela», corroboran en el local.

¡UN BLOODY MARUXA!

TS A Casa ha orientado su oferta de medias copas hacia dos vertientes: los medios combinados, entre los que el más demandado es el gin-tonic, y los cócteles cortos. Y en este segundo apartado el abanico es más amplio. Desde los consabidos mojitos, daiquiris o caipirinhas hasta un Manhattan, un Cosmopolitan o su enxebre revisión del Bloody Mary, con vodka, tomate, sal y pimienta, y su leyenda. Aquí lo han rebautizado como Bloody Maruxa. Están preparados exactamente con los mismos ingredientes pero en proporciones más reducidas.

«Mucha gente prefiere este tipo de copas porque es más refrescante. Tienen el mismo sabor desde el principio hasta el final porque el hielo no se derrite y por tanto no se agua, ni tampoco pierde la burbuja».

Buena prueba del cuidado que en TS A Casa ponen en este tipo de copas es que para ellas utilizan tónicas especiales de 12 cl. «Nosotros no servimos la media tónica que nos sobró de otro anterior», puntualizan desde la casa.

Algo que el público tiene muy en cuenta a la hora de optar por este tipo de tragos es que da libertad de movimientos. «Puedes tomarte dos o tres en distintos locales. Tiene ese punto informal que la gente ahora tanto valora». El picoteo. Tanto en TS A Casa como en su otro local, Amazonia, en Algalia de Abaixo, Marco y Santi sirven medias copas o cócteles cortos en cualquier horario. Su precio oscila entre los 3,50 y los 4,50 euros.

MEDIO RON Y MEDIO CÓCTEL

Ya no hay cigarreras, pero sí Granera en la plaza de la antigua fábrica de tabacos de A Coruña, abierta al público veterano, al hipster y también al más familiar (aunque, dicho sea de paso, se echan en falta zonas de sombra en el parque infantil).

La Granera es uno de los locales con tirón para desayunar, merendar o cenar y tomarse la primera copa con ambiente y buen gusto. Si eres de los que ven el vaso siempre lleno, no te quedarás a medias con la opción del medio gin, el medio ron o el medio cóctel, que también es tendencia en este local con aire a novela de Emilia Pardo Bazán, que celebra viento en copa a toda vela el Día del Gintonic, ¡y los «juernes» con mojitos!

Agitados, no revueltos, entramos sutilmente a degustar la tendencia. «Nosotros empezamos ofreciendo medias copas ya cuando abrimos. Los medios gin-tonics se sirvieron siempre. Pero la gente fue demandando más cosas, media copa de ron o medio cóctel, porque quizá después de las comidas o las cenas se les hacía demasiado tomarse una copa entera de balón. Ahora... muchas veces se acaban tomando dos medios gin-tonics...», cuenta Jose, al frente con Sandra de este rey coruñés del afterwork. Pues poco a poco, medio a medio trago, la tarde va entrando mejor. ¿Y equivalen dos medios gin a uno entero? «Sí, es prácticamente lo mismo», aseguran en La Granera. ¿A qué otras bebidas de la carta se está aplicando hoy la opción de media copa o el medio trago? «Nosotros, de partida, no tenemos problema en servir media copa de lo que la gente desee, pero si me preguntas por las medias copas más demandadas, esas están siendo el gin, el ron y los cócteles como el mojito y los daiquiris afrutados», cuentan.

SIN «MARIANITOS»

Para fans del momento vermú, aquí no hay medias tintas. De momento en vermús no se contempla el medio, y eso que, según comentan Jose y Sandra, hay gente del País Vasco que viene al local pidiendo «el marianito», con ganas de ese clásico familiar, hoy ya sustantivo común, de menor tamaño que el vermú gallego. En refrescos no hay opción de medio vaso, y en cuanto a zumos, el de naranja puede ser grande o pequeño (y este equivaldría a un medio, apunta con jugo Jose).

La media copa entra entera de sobremesa, o bien de sobrecena, o cerrado el chiringuito laboral, en La Granera, que tiene su punto para empezar el día yendo al grano sin alcohol: ¡con buenos principios! Inmejorables si a la vista en el plato hay un buen desayuno. Uno de los grandes para empezar la jornada sin quedarse a medias es en el local el Portabales, a base de huevos, panceta, aceite de trufa, zumo natural y pan de castañas... del que ya dimos debida cuenta en otro reportaje YES. Aunque debemos aclarar en un guiño a los healthies que hoy son los Açaí Bowls el desayuno favorito de la casa, el que se lleva la palma entre celebrities y deportistas. «Está muy de moda y entra dentro de los que siguen una alimentación saludable con antioxidantes, fibra y omegas 3, 6 y 9», dicen. ¿Mejor que el Portabales? ¡Muy distinto! El Portabales tiene mucho tirón entre la gente...», revelan.

¿Brindamos con zumo mini o volvemos, viendo que ya son horas, al gin o al mojito? El mojito, por cierto, lo hay sin alcohol, y tiene su punto. Lo único, que no sea en lunes, porque en verano es día de descanso en La Granera. Brindemos por los lunes al sol... que más calienta y no abrasa. ¡Chin chin!

 

Tags: Fábrica de Tabacos Xunta de Galicia Emilia Pardo Bazán Vilagarcía de Arousa A Coruña ciudad
Ver Comentarios