Volver
«Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio»

Truman Capote, sus 'cisnes' y sus fantasmas

«Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio»

Truman Capote es a la Literatura [con mayúsculas] lo que Lola Flores al mundo del espectáculo. Una folclórica clásica. Dicho así, en femenino, como a él le hubiese encantado. Y aunque no fue un actor de Hollywood, se le puede definir como una auténtica leyenda del cine. O, tal y como se definió en su último libro publicado, Música para camaleones: «Soy alcohólico. Soy drogadicto. Soy homosexual. Soy un genio».

Viernes, 22 de Julio 2022

Tiempo de lectura: 5 min

En el futuro, todos tendremos 15 minutos de fama». Lo decía su amigo Andy Warhol, repitiéndoselo como el estribillo de un megahit pop a quien se cruzase en su camino. Pero en el caso de este escritor hedonista, chismoso, homosexual de voz chillona y tendencia al sobrepeso, único responsable de las parties más desfasadas que haya visto Nueva York e inventor del nuevo periodismo, ese cuarto de hora que vaticinaba Warhol se acabó convirtiendo en un pase vip para la eternidad.

Contenido exclusivo para suscriptores
La Voz
Suscríbete
para seguir leyendo
Lee sin límites toda la información, recibe newsletters exclusivas, accede a descuentos en las mejores marcas y muchas más ventajas
MÁS DE XLSEMANAL
La relación que puso en jaque a la Casa Real británica

¿Wallis Simpson puso precio a su amor con Eduardo VIII?

El experto en OVNIS de la NASA

Adam Frank: «Muy pronto vamos a saber si hay vida alienígena»

Infancias marcadas a fuego

Los niños: testigos de cargo