Volver
Sexo, mentiras y series: la ficción intenta aclarar lo que el príncipe Andrés no pudo explicar

El caso Epstein

Sexo, mentiras y series: la ficción intenta aclarar lo que el príncipe Andrés no pudo explicar

Los actores Rufus Sewell y Michael Sheen darán vida al Duque de York en una película y una miniserie sobre la desastrosa entrevista que concedió a la BBC tras ser acusado de abusos sexuales por una menor y en la que iba a poner freno a las especulaciones sobre su conexión con el delincuente sexual convicto Jeffrey Epstein. Pero no le salió bien...

Viernes, 23 de Febrero 2024

Tiempo de lectura: 3 min

Siempre que la realeza trata con la BBC, alguien acaba siendo despedido. No pensé que sería él», explicaba Emily Maitlis, la periodista de la BBC encargada de la entrevista que puso en jaque al príncipe Andrés en 2019. El hombre, al que muchos ingleses consideraban 'el héroe de las Malvinas' por su participación en la guerra de 1982, se hizo un 'pequeño' lío al explicar su relación con Virginia Giuffre, la joven que lo había acusado de violarla cuando tenía 17 años.

alternative text
¿Un parecido razonable? La elección de los actores que interpretan al príncipe Andrés ha sorprendido por su escaso parecido con él. Tanto Rufus Sewell como Michael Sheen han requerido mucho maquillaje...

Giuffre había declarado que los abusos se habían cometido dentro de la red de tráfico sexual promovida por el multimillonario Jeffrey Epstein. Pero, de entrada, el duque de York lo negó. No la conocía de nada. A Epstein sí, y calificó de 'inapropiado' su comportamiento. La reacción no se hizo esperar. Inapropiado es comerse el pan del comensal de al lado, violar es un delito, parecían corear medios y redes sociales. Luego apareció una foto del duque con la chica y... jaque mate: tuvo que renunciar a todos sus cargos.

La mejor descripción de lo que ocurrió durante aquella entrevista la hizo The Telegraph, que la calificó como «la hora de televisión que lo cambió todo». Y añadía: «lo que a priori parecía una mala decisión, equivalente a un accidente de coche que no se puede dejar de mirar, debido a la actitud del príncipe resultó ser como un avión estrellándose contra un petrolero, causando un tsunami y desencadenando una explosión nuclear».

alternative text
Por la boca. Las dos producciones tratan sobre los entresijos de la entrevista que hundió a Andrés. Sheen ya protagonizó una película sobre otra célebre entrevista, la de Frost a Nixon.

Ahora, una serie y un filme devuelven al príncipe Andrés al punto de mira. Michael Sheen, que lo interpreta en A very royal scandal, de Prime, dice que cuando actúa le resulta «inevitable dotar de humanidad a los personajes», pero que no quiere pasar a la historia como «el hombre que hizo que todo el mundo volviera a apoyar a Andrew».

«Esta es una historia sobre privilegios y lo fácil que es aprovecharse de ellos»

En realidad, «esta es una historia sobre privilegios y lo fácil que es aprovecharse de ellos», asegura en declaraciones a The Times. Y sigue el medio: para Andrew es: «Me traen a esta chica y me da igual de dónde venga o la edad que tenga, esto es lo que le pasa a la gente como yo».

En la versión de Netflix, La gran exclusiva, Rufus Sewell es el príncipe y Gillian Anderson, la periodista que le hace las preguntas adecuadas. Basada en el libro Scoops: Behind The Scenes of the BBC's Most Shocking Interview, escrito por Sam McAlister (productora del programa), la película indaga en la voluntad de las mujeres que negociaron con los vetos del palacio de Buckingham para conseguir 'la primicia de la década'.

El director, Philip Martin, que estuvo tras las cámaras de varios episodios de The Crown, ha explicado su intención de «situar al público en la impresionante secuencia de acontecimientos que condujeron a la entrevista con el príncipe Andrés, contar una historia sobre la búsqueda de respuestas en un mundo de especulaciones y recuerdos diversos».