Volver

Margaret Bourke-White La indestructible fotógrafa que no aceptaba un 'no' por respuesta

Un desarrollo tecnológico sin precedentes y una crisis convertida en depresión por los desastres climáticos marcaron el comienzo del siglo XX y de la carrera de una de las fotógrafas más importantes de la historia.

Por Lourdes Gómez

No tener miedo». Esa es la enseñanza de sus padres que Margaret Bourke-White, nacida en el Bronx en 1904, valoraba más. Su padre —ingeniero e inventor— y su madre —una inquieta irlandesa dedicada a la crianza de sus tres hijos— establecieron las bases, según cuenta ella, de su modo de vida: «espíritu de superación y amor por la verdad». Además, la animaban a viajar y a hacer todo lo que una mujer no hubiese hecho (como declaración de principios antepuso el apellido de su madre, Bourke, al de su padre).

Contenido exclusivo para suscriptores
La Voz
Suscríbete
para seguir leyendo
Lee sin límites toda la información, recibe newsletters exclusivas, accede a descuentos en las mejores marcas y muchas más ventajas
MÁS DE XLSEMANAL
Así adiestran a la IA sus entrenadores

Yo entreno a la inteligencia artificial

De la cárcel de Yeserías a directora de actores en un barrio de Jerez

Sebastiana: una historia de rejas, arte y libertad

Un oficio con 8000 años de historia

Taxidermistas, unos artistas bestiales