Volver
La vida al límite en el Ártico

Los secretos de los últimos cazadores de mamuts

alternative text

En la prehistoria, los habitantes del Ártico cazaban mamuts para comerlos. Hoy, los buscan para vender sus valiosos colmillos. Lo hacen en lugares inhóspitos, mil kilómetros al norte del círculo polar, animados por el deshielo, que ha acelerado el proceso, y por el negocio, estimulado por el mercado chino. Le mostramos cómo trabajan.

Eugenia Arrugaeva

Slava Dolbaev usa una lanza para desenterrar unos colmillos en un acantilado helado. Lograr que se desprenda un colmillo así puede llevar días. Los cazadores pasan hasta seis meses en islas deshabitadas del mar de Laptev buscando colmillos. Llegan con sus motos de nieve cuando todavía no se ha descongelado el mar y regresan en barco con lo que hayan encontrado.

Contenido exclusivo para suscriptores
La Voz
Suscríbete
para seguir leyendo
Lee sin límites toda la información, recibe newsletters exclusivas, accede a descuentos en las mejores marcas y muchas más ventajas
Etiquetas:
MÁS DE XLSEMANAL
Los tesoros de la Hispanic Society of America

Así vieron España por primera vez en Nueva York

Por Fernando Goitia
La leyenda negra de los hidratos de carbono

Esclavos de las dietas: ¿cuándo se convirtió la patata en una bomba?

Por Maren Keller
Psicoanálisis canino

¿Qué piensa mi perro? (No, no cree que eres el macho alfa de la manada)

Por Carlos Manuel Sánchez