Secciones

Tu edición

La gestora de residuos de obras, denunciada por delito ambiental

La asociación de recicladores llevó a Fiscalía la actividad en la cantera de O Carqueixo

La Voz de Galicia

La gestora de residuos que utilizan los asociados de APEC -Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción- acaba de ser denunciada por delito ambiental. Arcodega, la Asociación de Recicladores de Residuos de Construcción y Demolición de Galicia, ha trasladado a la Fiscalía la documentación que ha recopilado tras meses de seguimiento de la actividad en el hueco minero de Bóveda.

«Es uno de los cuatro grandes vertederos industriales ilegales comerciales existentes en Galicia, que operan bajo el irresponsable amparo de una autorización administrativa de inexistentes plantas de reciclaje, cuando en realidad la única actividad es el relleno indiscriminado de un antiguo hueco minero, habitualmente inundado, con residuos de todo tipo», argumentan en su escrito.

Arcodega cree que la mercantil MV Gestión, que impulsó el colectivo empresarial, ha podido incurrir en la comisión de un delito ambiental y otros derivados de carácter documental y competencia. También creen que por parte de las autoridades podría haber habido «prevaricación por omisión», porque «siendo conocedoras, evitan actuar para reponer la legitimidad».

Denuncian que desde que se trasladaron de la parcela de O Ceao al hueco minero ubicado en Santa María de Bóveda, MV Gestión se ha dedicado a «verter y enterrar residuos con tierras procedentes de una excavación anexa», lejos de responder a las garantías de una planta de tratamiento autorizada para la recuperación de este espacio minero. La acusan de «recepcionar y enterrar decenas de cargas de escombros diarias y toneladas de residuos industriales de todo tipo». Dicen además que después «se entrega al cliente un certificado de gestión con el logotipo de la Xunta y que se hacen descuentos de un 20% si la empresa que entrega el residuo se hace socia de la patronal».

La asociación de empresarios de la construcción dice que cuenta con todos los permisos

Desde la Asociación de Empresarios de Construcción de Lugo se muestran tranquilos. Aseguran que están trabajando con arreglo a la legalidad y entienden que cuentan con la autorización de Medio Ambiente y Minas, «que son las que se precisan, la de Medio Ambiente para la planta y la de Minas para el hueco». Defienden que el hueco minero situado en Bóveda no es un vertedero, que ahí solo van inertes de demolición de construcción, descartando que se reciban todo tipo de residuos. Explican desde la APEC que se separa la madera, el plástico, el cartón y el hierro y de lo que queda, una parte va para machaqueo para hacer árido y otra para la recuperación del hueco minero. Relatan que la recuperación del hueco minero es un expediente que se tramitó ante Minas, cuando se hizo el proyecto de abandono de la explotación, que la Dirección General de Minas aprobó que se restaurara con inertes de construcción y que para eso tenía que habilitarse una planta de gestión de residuos, para la que cuentan con la pertinente autorización de la Xunta.

 

Creada en el 2006

La planta empezó a trabajar en el 2006. En pleno bum urbanístico no había dónde depositar en Lugo las tierras de las excavaciones cuando se hacían los edificios. APEC solicitó entonces un permiso para poder llevarlo al hueco. Tenían una planta de gestión de residuos en el Ceao y en el 2013 pidieron además el traslado hacia el hueco minero para evitar costear dos plantas. Dicen que tratan el escombro y que solo el inerte se utiliza para el hueco.

Una campaña para identificar a los «gestores irregulares»

La asociación de recicladores de residuos de la construcción ha puesto en marcha una campaña de identificación de «gestores irregulares». Detectaron y denunciaron recientemente seis casos de grandes «vertederos de escombros». De ellos dicen que cuatro, aún teniendo autorización para gestionar residuos, «se limitan a acumularlos y sepultarlos en antiguos huecos mineros, como en el caso lucense. Todos se sitúan a escasa distancia de grandes ríos del sistema fluvial gallego a los que lixivia directamente, por ausencia de aislamiento del suelo de los residuos depositados y la inexistencia de sistemas de recuperación y tratamiento de aguas sucias».

Creada en el 2005, Acroaga se constituyó como una asociación profesional, sin ánimos de lucro y en un ámbito circunscrito a Galicia. Ellos mismos justifican su nacimiento por un doble motivo: por una parte hacer frente a las dificultades a las que se enfrenta el sector, tales como las reducidas cantidades de residuos que llegan a las plantas de forma ilegal o la competencia desleal y promover además una gestión ambientalmente adecuada de la gestión.

Etiquetas: APEC Xunta de Galicia Lugo ciudad