Volver
Pequeñas infamias

No tiene nombre

CARMEN POSADAS

Viernes, 17 de Noviembre 2023, 10:47h

Tiempo de lectura: 3 min

Se cuenta que antiguamente las esclavas, que sabían que sus hijos les serían arrebatados al nacer, recurrían a un triste sistema para hacer aquel horror menos insoportable: no les ponían nombre. La explicación es que, después de pasar varias veces por trance semejante, descubrían que duele menos vivir sin alguien a quien uno no puede nombrar que recordar toda su vida a la pequeña María o el pequeño Juan, pongamos por caso.

Contenido exclusivo para suscriptores
La Voz
Suscríbete
para seguir leyendo
Lee sin límites toda la información, recibe newsletters exclusivas, accede a descuentos en las mejores marcas y muchas más ventajas
MÁS DE XLSEMANAL
Recetas de Martín Berasategui

'Panna cotta' de vainilla y anís estrellado

Dorothy M. Johnson

La mujer que creó el Salvaje Oeste

Escuela Superior de Música Reina Sofía

¡Silencio! Aquí se fabrican genios