Volver

El auge de los 'kidults' ¿Quién inventó las pistolas de agua? El gran negocio de los juguetes para adultos

No es que se nieguen a crecer, es que pueden permitírselo. Hay una generación de adultos que trabaja, gana dinero, pero quiere seguir jugando. Eso sí, reclaman juguetes más sofisticados. La industria juguetera está aprovechando el filón. Y con la llegada del verano, ha puesto todo su ingenio en las pistolas de agua. Y es que todo empezó en la Nasa... 

Por Patricia Lizeviche

Viernes, 30 de Junio 2023

Tiempo de lectura: 5 min

Pantalla táctil que rastrea el nivel de carga y el estado de la batería, conectividad USB, recarga automática en menos de 10 segundos, tres modos operativos, distintos tipos de ráfagas y alcance...

¿La nueva arma de combate en Ucrania? No, la última pistola de agua que ha salido al mercado. Vale que todo el daño que puede hacer al 'enemigo' es mojarlo a quince metros de distancia, pero hasta el diseño es revolucionario. Y es que no es un juguete para niños... o no solo para ellos. La pistola de agua de Spyra, como otras que se comercializan este verano, está diseñada para adultos que se resisten a dejar de ser niños.


alternative text
Espíritu 'guerra de las galaxias'. La pistola Mijia Pulse (Xiaomi) cuenta con pantalla circular inteligente y tiene un alcance de diez metros, pero lo más singular es su diseño, con luces a ambos lados del cañón que parpadean al ritmo de los disparos.


Los kidults son aquellos que siguen queriendo disfrutar de su lado más infantil aunque pasen los años. Estos adultos de espíritu libre se niegan a aceptar la monotonía y la seriedad que suelen acompañar a la edad adulta. Es, por una parte, el síndrome Peter Pan –«no quiero crecer»– y, por otra, el auge del fenómeno friki: se ha perdido el pudor a parecer infantiles o 'raros'.

El término kidults (del inglés kid, niño, y adult, adulto) se traduce en ocasiones por 'adultescentes', pero este término en español se asocia a los jóvenes que se niegan a abandonar el hogar familiar o no pueden hacerlo por falta de ingresos. Los kidults en los que ha puesto el ojo la industria juguetera no son esos, sino los adultos con espíritu lúdico que son independientes, con medios económicos propios y con ganas de gastar su dinero.

El año pasado la venta de juguetes para adultos fueron el 25 por ciento de todas las ventas del sector juguetero en Estados Unidos

Las compañías jugueteras han sabido aprovechar astutamente ese profundo anhelo de la infancia y ofrecen un mundo mágico de juguetes y experiencias que rentabilizan la nostalgia. Y lo han hecho 'actualizando' el concepto mismo de juguete, como dejan claro las nuevas generaciones de pistolas de agua.

El mercado en alza de estos juguetes 'nivel adulto' lo dominan dos empresas: la alemana SpyraThree y la china Mitja Pulse, de Xiaomi. La Spyra ha sorprendido este verano por su aspecto futurista «sin dejar de inspirarse en el diseño de juguetes clásicos», según explica la empresa. «Las superficies limpias y angulosas del SpyraThree transmiten una sensación de poder sin ser agresivas». Se trata de lograr el equilibrio, de nuevo, entre la infancia y la madurez... eso sí, el precio es de adulto: se venden a partir de los 115 dólares.

alternative text
El padre del invento.Ingeniero mecánico y nuclear, con un currículum impresionante (y más teniendo en cuenta que eran los tiempos de la segregación racial), Lonnie Johnson trabajó para la NASA y el ejército americano, pero fue su ingenio como inventor en sus ratos libres lo que le dio fama y fortuna. En 1982 inventó las pistolas de agua. Luego creó varios otros dispositivos (rizadores de pelo, pañales con detector de humedad...), pero ninguno con el mismo éxito comercial.

El juego de lanzarse agua, en diferentes formatos, ha sido un pasatiempo infantil desde el principio de los tiempos. Pero las pistolas de agua, como las conocemos hoy, son un invento de la NASA. Como suena... aunque sea un invento accidental.

En 1982, Lonnie Johnson, el primer afroamericano que trabajó en la NASA, investigaba un sistema de refrigeración con agua para la Misión Galileo, la nave no tripulada que orbitó Júpiter. Para manipular uno de sus prototipos desarrolló un propulsor de agua en forma de pistola. Un día la usó en una reunión de investigadores de la NASA para hacer una broma, pero el artilugio, que tenía cierta potencia en el lanzamiento del agua, causó tanta gracia que Johnson decidió comercializarla. El modelo evolucionó hasta derivar en 1990 en la Super Soaker, de la que se vendieron 20 millones de unidades aquel mismo verano.

alternative text
Jugar a los muñecos. Los Funko Pop son unos muñecos cabezones, imitando la estética japonesa, que representan a personajes de cómics, series, celebrities... Se crearon en 2010 (aunque la empresa juguetera norteamericana Funko existe desde 1998) y desde entonces se han convertido en juguete y objeto de culto de millones de adultos, algunos famosos como la cantante Edurne, que muestra en redes su espectacular colección.

Ahora el mercado de las pistolas de agua para adultos se ha sofisticado. Pero no es el único juguete en esta línea. El año pasado, los juguetes para adultos fueron responsables del 25 por ciento de todas las ventas del sector juguetero en Estados Unidos, según datos de NDP Group. Hay colecciones de juguetes que arrasan en ventas en prácticamente todos los países del globo como el fenómeno de los Funko Pop, figuras de juguete, en su mayoría inspiradas en los personajes de las series y películas favoritas de la generación kidult. Lego lleva años usando el mismo reclamo para crear sus nuevas figuras.

El auge del comprador adulto era evidente antes de la pandemia, pero se aceleró durante el confinamiento cuando la gente buscaba nuevas formas de pasar el tiempo en juegos nuevos... y antiguos.

Otra prueba del interés que este tipo de juguetes despierta es el éxito de las campañas de financiación colectiva para desarrollarlos, en plataformas como Kickstarter, espacio on-line donde, por ejemplo, Sebastián Walter financió el proyecto SpyraThree, que ha desarrollado las sofisticadas pistolas de agua. Multiplicó por siete sus expectativas de financiación.

alternative text
Tecnojuguetes. Las pistolas de agua SpyraThree tiene tres modos de juego para torneos e incluso una pantalla táctil que te muestra el nivel de agua y batería durante la competición.

Y es que la sociedad está cambiando. Las razones de este auge de los pasatiempos para kidults hay que buscarlas en factores diversos. Primero, en el envejecimiento de la población, pronto habrá más ancianos que niños en muchos países occidentales. Luego, en el retraso en la procreación: se aplaza la decisión de tener hijos y se dispone, en principio, de más tiempo libre durante más años. Los factores sociodemográficos, comentan los expertos, están contribuyendo a extender ciertos comportamientos propios de la infancia a otras etapas de la vida.

alternative text
El efecto Sheldon Cooper. La serie The Big Bang Theory no solo contribuyó a popularizar a los 'nerd', los fanáticos de la tecnología y la ciencia, sino también su pasión por los juegos de estrategia, los cómics y los juguetes vinculados a ello. Sheldon Cooper, el más singular de sus protagonistas, se convirtió en un referente de los adultos nostálgicos de los juguetes (por supuesto, Sheldon tiene su Funko).

Pero los factores culturales también influyen. Series como The Big Bang Theory contribuyeron a popularizar los juegos de mesa, los cómics y los juguetes de colección. Sus protagonistas podían ser unos científicos un tanto excéntricos, pero su nostálgica forma de divertirse suscitó una sana envidia entre muchos adultos.

En países como Corea del Sur ya hace más de una década que las ciudades se inundaron con jugueterías para adultos. Y no son precisamente baratos, pero como defendía la prensa coreana: ¿por qué es respetable gastarse mil dólares en palos de golf y no gastárselos en figuras de plástico que reproducen personajes históricos? O, ya puestos, en pistolas de agua.


MÁS DE XLSEMANAL
Recetas de Martín Berasategui

'Panna cotta' de vainilla y anís estrellado

Dorothy M. Johnson

La mujer que creó el Salvaje Oeste

Escuela Superior de Música Reina Sofía

¡Silencio! Aquí se fabrican genios