Volver

Ana José Varela Directora Financiera de la OCDE 'Si el crecimiento no incluye a todos, entrañará riesgos'

Esta lucense de 51 años es la primera mujer que dirige las finanzas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Nadie mejor que ella para hablar de recuperación.

Por Raquel Peláez / Fotografía: Alec Iatan

Lunes, 13 de Diciembre 2021

Tiempo de lectura: 5 min

Con más de 25 años de experiencia como consultora, ejecutiva o consejera, Ana José Varela maneja los presupuestos de la OCDE, que se financia a través de sus estados miembros. En este momento dirige un equipo de 120 personas de 22 nacionalidades distintas. En 2021 fue seleccionada como una de las Top10 mujeres líderes españolas en el exterior.

XLSemanal. ¿Cómo ve la España post-Covid? 

Ana José Varela. Atravesamos la peor crisis sanitaria, económica y social desde la Segunda Guerra Mundial y la factura de la Covid ha sido especialmente dura para España. La caída del 10,8 por ciento del PIB en 2020 ha sido una de las más altas de los países de la OCDE. El cierre de fronteras y la restricción de movimientos han afectado más a países que, como el nuestro, tienen una alta dependencia del turismo. Esperamos que se recuperen los niveles precrisis a finales de 2022. La buena noticia es que tenemos un nivel de vacunación del 80 por ciento de la población, frente al 65 por ciento de media en los países de la OCDE, y eso ayudará a la recuperación.

XL. ¿Vacunas igual a crecimiento económico?

A.J.V. Lo que es mejor para la salud también lo es para la economía. Se prevé que la economía avance un 4,5 por ciento este año y un 5,5 por ciento el que viene. La evolución de la vacunación, la reactivación del turismo, la reducción de la incertidumbre, el crecimiento de la demanda acumulada y los fondos de la Unión Europea serán palancas que ayudarán a que la inversión se mueva.

XL. ¿Sabremos aprovechar la oportunidad que nos darán esos fondos?

A.J.V. Confío y deseo que así sea. Son 750.000 millones de euros, de los que a España corresponden 140.000 millones, alrededor del 11 por ciento del PIB español, de los cuales la mitad más o menos son subvenciones y el resto préstamos que hay que devolver. Si se aprovechan de forma adecuada, pueden tener un papel transformador para la economía.

'Hay que dar visibilidad a las mujeres, incluso en las posiciones de liderazgo, porque el mundo se cambia desde allí”

XL. ¿Hacia dónde debería ir encaminada esa transformación?

A.J.V. Los fondos de la UE deben emplearse sabiamente, priorizando las reformas que potencien el crecimiento a largo plazo. Al igual que España se transformó o en los años noventa, tras la entrada en la Unión Europea, ahora estamos también ante una ocasión única para transformar la economía y orientarla hacia la digitalización y la transición ecológica. Además se trataría de hacer una economía más inclusiva y más resiliente.

XL. ¿Y por dónde empezamos?

A.J.V. Habría que poner el foco en el uso de las tecnologías digitales con miras a aumentar el crecimiento de la productividad. Y es fundamental mejorar la capacidad de los ciudadanos para sacar mayor partido a esa digitalización y eso requiere infraestructuras y una formación adecuada.

XL. Tenemos la paradoja de ser el país con más paro, pero el que tiene más puestos por cubrir. ¿Qué es lo que estamos haciendo mal?

A.J.V. Hay que reducir la distancia entre la educación y la empresa, y será necesario que el aprendizaje de los trabajadores continúe a lo largo de toda su vida. Las estadísticas demuestran que los empleados a tiempo indefinido tienen más oportunidades de formación que los que están a tiempo definido y los autónomos. El alto porcentaje de trabajo atípico en España hace que la brecha de aprendizaje sea muy grande. Por eso es fundamental enfocarnos hacia los trabajadores más perjudicados, los menos cualificados, y utilizar herramientas que permitan una formación a medida, ajustada a cada caso. Los gobiernos debería ayudar a los trabajadores a un transición fluida hacia los sectores que crezcan.

XL. Para que nadie se quede atrás.

A.J.V. Los frutos de la recuperación deben distribuirse de forma equitativa. Si el crecimiento no es inclusivo, hay ciudadanos que se sienten perjudicados, que pierden la confianza en las instituciones y se diluye el contrato social que vertebra nuestras sociedades. Y eso entraña riesgos.

alternative text
Al mando desde París. Empezó su carrera en The Boston Consulting Group. Tras un MBA en Columbia Business School, asumió distintas responsabilidades en áreas corporativas (riesgos, RRHH, finanzas...), hasta lanzar la Oficina de Gestión Estratégica de un banco español. En 2015 fue una de las 25 personas seleccionadas en todo el mundo como Eisenhower Fellow. Desde 2017, es la Directora Financiera en la OCDE en París, con responsabilidad sobre presupuestos, planificación, compras, contabilidad, tesorería, informática corporativa y finanzas.

XL. ¿Será también esta la gran oportunidad para corregir los temas de desigualdad de género?

A.J.V. En este terreno hemos avanzado, pero queda mucho por hacer. Un ejemplo: estamos en un momento en que todos coincidimos en la relevancia de las competencias STEM, es decir, ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas. Pues bien, encontramos una primera brecha cuando, a los 15 años, el porcentaje de niñas que quieren seguir estos estudios es del 0,5 por ciento frente al 4,7 por ciento de niños. Es decir, los niños están diez veces más interesados en estos estudios.

X.L. ¿Qué medidas podemos tomar para cambiar esta situación?

A.J.V. Yo lo enfocaría en dos aspectos. Por un lado sabemos que en España las mujeres dedican una media de dos horas más al día que los hombres al trabajo no remunerado. Por tanto, una mejor repartición de las tareas en el hogar ayudaría, porque esa mayor dedicación al trabajo no remunerado resta tiempo para el trabajo remunerado, el networking y la formación que, como ya hemos dicho, son fundamentales para avanzar en su carrera.

XL. ¿Y el segundo punto?

A.J.V. Dar visibilidad a las mujeres en todos los ámbitos de responsabilidad y liderazgo. Y voy a incluir uno más: conseguir que los medios de comunicación difundan una imagen social de las mujeres más ajustada a la realidad para operar un cambio de actitud que elimine las conductas discriminatorias.

X.L. ¿Qué aportan las mujeres líderes?

A.J.V. Las mujeres somos más del 50 por ciento de la población y representamos alrededor del 70 por ciento de las decisiones de consumo de los hogares. Por lo tanto, lo normal sería que las mujeres estuvieran en igualdad de condiciones en todos los estamentos de la sociedad, incluidas las posiciones de liderazgo porque el mundo se cambia desde allí. Que el talento femenino esté en todos los estamentos no es una cuestión que interese solo a las mujeres, sino a toda la sociedad.

X.L. Pero desafortunadamente tenemos que seguir explicándolo. 

A.J.V. Pero es muy fácil: si queremos un mundo más maduro económicamente, necesitamos innovar, pensar de forma diferente. En mi experiencia profesional he visto que en general somos más empáticas, tenemos muy desarrollada la escucha activa y eso hace que muchas veces podamos encontrar conexiones y soluciones originales que quizá para otros no sean tan evidentes. En mi equipo de colaboradores más cercanos hay personas de siete nacionalidades distintas y las diferentes perspectivas que tenemos nos permiten tomar decisiones teniendo en cuenta una gran variedad de elementos y por tanto reducir riesgos.

Etiquetas: crisis coronavirus
MÁS DE XLSEMANAL
Recetas de Martín Berasategui

Una noche oriental: tres sutiles recetas japonesas para sorprender a tus invitados

«Hasta con la comida que me daba creaba un cuento»

Podcast | Ana María Matute, mi madre

«Los últimos días sabía lo que iba a pasar y lo vivió con mucha serenidad»

Mi madre, Ana María Matute