Volver
Desayuno de domingo con...

Alfonso Goizueta: «Espero que la gente juzgue mi novela más por la calidad literaria que por mi edad»

Madrid, 1999. Soy doctor en Relaciones Internacionales y finalista del Premio Planeta 2023 con 'La sangre del padre', una novela sobre Alejandro Magno y su conquista del Imperio persa.

Por Virginia Drake | Fotografía: Javier Ocaña

Viernes, 17 de Noviembre 2023

Tiempo de lectura: 2 min

XLSemanal. Pasada la euforia del primer momento, ¿le da rabia no haber sido el ganador del Premio Planeta?

Alfonso Goizueta. Estoy tan contento de haber sido finalista que lo de ser ganador ya es por dejar algo en el tintero [ríe]. Además, Sonsoles Ónega lo tiene merecidísimo, he leído su novela y tiene una magia gallegocaribeña que me gusta mucho.



XL. Empezó a escribir esta novela con 20 años… No es extraño que se hable más de su edad que de su libro.

A.G. ¡Puf! Pues espero que cuando la gente lea mi novela la juzgue más por la calidad literaria que por mi edad.

XL. Pero es que, encima, es su cuarto libro y este año se ha doctorado… ¿No hace otra cosa que estudiar y escribir?

A.G. No vivo en la biblioteca [ríe]: tengo mis amigos, salgo de vez en cuando… No estoy entregado al cien por cien a los libros, aunque igual debería [ríe]. Siempre soñé con ser novelista y tengo la suerte de que Planeta me va a apoyar en ello.

«No vivo en la biblioteca: tengo mis amigos, salgo de vez en cuando… No estoy entregado al cien por cien a los libros, aunque igual debería» (ríe)

XL. Por cierto, intentemos ser amigos: qué es esto que escribió en su blog, «Isabel Ayuso no es abogada del Estado, es periodista y no se avergüenza por ello».

A.G. Lo escribí en un momento en que la criticaban por no tener nivel suficiente. Y yo decía que ella delegaba en las personas oportunas en las áreas que requerían otros conocimientos. El periodismo me parece un oficio que ojalá hubiera podido hacer yo. Lo que pasa es que me tiró más la Historia porque no podía ser periodista.

XL. ¡Ya! [risas], no me ha convencido en absoluto. Pero le regalaré lo que de usted me ha dicho Juan Eslava Galán: «Es fantástico. Mientras leía la novela, pensé que tenía que ser un autor de clásica de 50 o 60 años, y mi gran sorpresa fue ver que es un pipiolo de veintipocos. Es increíble: tiene un estilazo y una investigación impresionantes. Es completísimo, el libro te va a encantar».

A.G. Me ha llamado 'pipiolo' [ríe], pero grabo en el corazón lo que ha dicho de mí: viniendo de él, es un honor.

XL. ¿Alejandro Magno y Hefestión eran amantes, el rey Darío se casó con su hermana y tuvieron dos hijas…?

A.G. No hay fuentes directas porque Alejandro no dejó correspondencia; pero, por lo que los romanos escriben de él 400 años más tarde, se sabe que Hefestión era su gran amante y que Alejandro murió de pena después de él. ¿El incesto de Darío? Era normal: así se mantenía la pureza real de sangre.

XL. Oiga, ¿es cierto que escribe a mano?

A.G. Sí, por la mañana en una agenda y por la tarde paso lo escrito al ordenador.


«Fruta y un capuchino: si lo tomo fuera de casa, me divierte cuando hacen dibujitos con la leche (hojas, espigas, corazones). A media mañana tomo algo sólido».