Los jóvenes que asistieron al Marisquiño: «Hubo momentos de pánico»

La fortuna quiso que la marea estuviese baja. Las víctimas del siniestro piensan que, de lo contrario, sus vidas podrían haberse visto seriamente comprometidas porque hubieran quedado atrapados dentro del agua entre toneladas de maderas y hormigón.


Comentarios