«Con Suevia aprendemos a filosofía de disfrutar cada momento»

Cuando su niña vino al mundo supo que tenía Síndrome de Down. Fue un momento impactante. El más duro de la vida de Noemí. Ahora sólo desea que su hija sea feliz y autónoma, como María, pluriempleada de 33 años y enamorada


Comentarios