Un verano sin descanso para la París de Noia

Tres horas diarias sobre el escenario y muchas más juntos. Son una pequeña familia itinerante. Y tienen otra: su ejército de fans, los que dicen, les dan fuerzas para seguir trabajando


Comentarios