«Por supuesto que voy a la playa a nadar, no le cogí miedo a nada»

Tras sobrevivir a un ahogamiento que le produjo daños cerebrales, Andrea y su familia afrontan el futuro con serenidad después de que el TSXG condenara al Sergas a pagarle 417 mil euros por negligencia asistencial

PORTELA CERVIÑO
Comentarios