Un miembro del clan de los Ferrado enseña el trasero a la Guardia Civil durante su puesta a disposición judicial en los juzgados de A Parda

Minutos después, al abandonar las dependencias judiciales de A Parda, no dudó en escupir en dirección de los fotógrafos de prensa.


Pontevedra / La Voz
Comentarios