«Los piratas consumían droga a diario. Estuvimos en mucho peligro»

El baionés Ricardo Blach, expatrón del «Alakrana», secuestrado en octubre del 2009, no olvida los angustiosos 46 días que pasaron privados de libertad y sometidos a vejaciones en el atunero vasco por parte de piratas somalíes.


Comentarios