La estiba gallega desmiente sus privilegios y exige subrogación del personal y formación

Los estibadores explican cuáles son sus líneas rojas en la negociación con el gobierno y aseguran que no son un coto cerrado en el que sólo entran familiares y amigos


Comentarios