La joya escondida en el valle de Mondoñedo que enamoró a la marquesa italiana

El Pazo de San Isidro fue torre de jurisdicción civil y criminal, convento y residencia de la familia del capitán Vaamonde. Una marquesa italiana se enamoró de este rincón y lo compró para devolverle todo su esplendor. Pronto podrá ser visitado


Comentarios