Autovía A-54, ¿conexión de futuro o la muerte de los pueblos?

Las obras del tramo Arzúa-Melide acaban de comenzar. Los plazos apuntan a que la conexión Santiago-Lugo estará terminada en 2022. ¿Qué piensan los vecinos? ¿Temen por sus negocios al reducirse el paso de vehículos?


Comentarios