Una autovía con 20 años de retraso

Dos décadas más tarde lo previsto estará lista la A-54, que unirá Santiago con Lugo. Hoy el Ministro de Fomento ha colocado la primera piedra del tramo que todavía que no estaba ni en obras. Ha anunciado además obras urgentes en varias carreteras gallegas como la N-540 o la A-6. En Lugo los conductores se dejan los amortiguadores en carreteras víctimas del abandono


Comentarios