«Mis hijos no saben lo que es la calefacción»

Verónica hace cuentas y asegura que en su casa de Ferrol hay solo tres bombillas colocadas. Ella y sus dos hijos intentan gastar la mínima electricidad posible y aún así las facturas siguen llegando. Su hijo le pidió esta semana dormir con la bata puesta. ¿Qué os parece? ¿Se toman suficientes medidas contra la pobreza energética?

Comentarios