«Querían embarrancar el Prestige»

Serafín Díaz, cuando tenía 68 años, se descolgó dos veces sobre el petrolero. La primera, para arrancar la máquina. La segunda, para recoger documentos antes del hundimiento


Comentarios