Así se trabaja con el agua por la cintura

Es la mirada de Rosa, una mariscadora que hoy comparte con nosotros una jornada de trabajo en la ría de Noia, recogiendo berberecho y almeja. Sus «armas»: un capacho tuneado con un flotador y su inseparable raño


Comentarios