Morouzos toma forma sin carpas ni música electrónica